Homenaje en Santurtzi a Nerea Nevado, campeona mundial con la selección Sub-17

Nerea Nevado, con Aintzane Urkijo, alcaldesa de Santurtzi./Pedro Urresti
Nerea Nevado, con Aintzane Urkijo, alcaldesa de Santurtzi. / Pedro Urresti

El salón de plenos del Ayuntamiento marinero se quedó pequeño en el homenaje a la joven jugadora rojiblanca

DIANA GARCÍA

Ganar un mundial de fútbol a los 17 años no es poca cosa. Hacerlo siendo mujer catapulta a cualquiera a la historia del deporte. A ese nivel se han situado las jugadoras de la selección española sub-17, que el pasado 1 de diciembre alzaron la copa de campeonas de la categoría. Entre ellas estaba una joven vizcaína llamada a hacer grandes cosas visto lo visto. Se trata de Nerea Nevado, una santurtziarra que este viernes recibió el homenaje de sus vecinos. No es para menos porque la futbolista forma parte del primer equipo de la historia del balompié español que gana un Mundial femenino, en cualquier categoría.

El acto en honor de Nevado tuvo lugar en el salón de plenos del Consistorio marinero. Todo hay que decirlo, el espacio se llenó de gente como nunca antes lo había hecho. Tanto es así que muchas personas se tuvieron que quedar fuera porque ya no cabía un alfiler. No faltó nadie. Allí se congregaron familiares, amigos y vecinos de un pueblo orgulloso de su paisana.

Ser campeona del mundo es «lo máximo que puede esperar una jugadora y, siendo tan joven, haber ganado es una experiencia inolvidable», declaró ella con emoción. «Es algo increíble que igual no te vuelve a pasar en la vida», reconoció. No ha sido un camino de rosas, y menos para una chica. Sabido es que el deporte de alta competición no es fácil para las féminas, pero Nerea Nevado prefiere enfocar las cosas desde otra perspectiva. «Tú vas con toda la ilusión y a disfrutar de ese momento», admitió la rojiblanca.

La deportista empezó sus andadura en el Club Deportivo Santurtzi a los 7 años y llegó al Athletic en la temporada 2016-17. En el equipo bilbaíno juega como centrocampista, pero en el Mundial ha demostrado su adaptabilidad al ejercer como lateral izquierdo. Ha concluido la competición internacional con nada menos que 436 minutos en sus piernas.

Uno de los momentos más intensos de la joven en el torneo tuvo lugar en cuartos de final, en el partido que enfrentó a la selección española con Corea del Norte, la vigente campeona. El encuentro se dirimió en la tanda de penaltis y Nevado tuvo en sus botas el gol que llevaría al equipo a semifinales. Y de ahí, a la historia.

Más información

 

Fotos

Vídeos