El reto de Iraia en los banquillos está a punto de comenzar

La excapitana ejerció el pasado curso como preparadora física del primer equipo. /ATHLETIC CLUB
La excapitana ejerció el pasado curso como preparadora física del primer equipo. / ATHLETIC CLUB

La exjugadora rojiblanca debutará como entrenadora este domingo al mediodía en Lezama, al frente de un filial del Athletic que le «motiva mucho»

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

El sueño de Iraia Iturregi está cada vez más cerca. La excapitana rojiblanca, que llegó a sumar más de 400 partidos en las 15 campañas en las que militó en el Athletic, en las que logró levantar cuatro títulos de liga, se estrenará como 'míster' este mismo domingo en Lezama (12 horas), dirigiendo al filial en su primer partido de esta campaña en el grupo Norte del Reto Iberdrola, el segundo escalón del fútbol femenino nacional.

Una categoría nueva que según explica en una entrevista ofrecida por el club la entrenadora bilbaína, quien el pasado curso ejerció como preparadora física del primer equipo, les va a exigir mucho desde el comienzo. «El nivel va a ser mucho más del que ellas estaban acostumbradas. Tenemos filiales de nivel como el Barça B o Atlético B, y primeros equipos como Alavés, Eibar, Osasuna, Oviedo o Zaragoza que van a intentar conseguir el ascenso».

Su primer rival será el filial del Madrid CFF, un conjunto «que trabaja muy bien la cantera, con jugadoras de mucho nivel», y que entre otras cosas destacan por su «buen manejo de balón» y por la rapidez y habilidad de varias de sus piezas. «Va a ser potente para empezar». Por su parte Iraia resalta de su propia plantilla la juventud de sus jugadoras, un bloque «con mucho margen de mejora» entre las que se encuentra la alemana Bibiane Schulze. «La predisposición de todas al trabajo es muy buena así que creo que iremos de menos a más. Poco a poco estamos intentando meterles el nivel de exigencia que requiere la alta competición».

Con más canas

Ya el día de la presentación en el verde de Lezama, hace mes y medio, Iturregi manifestó la gran ilusión que suponía esta nueva etapa para ella. Todo un «reto», como así mismo lo define ella, en el que ya les pidió a las suyas «ser valientes» tanto con el balón como sin él. A escasos días de que comience esta exigente aventura, la excapitana rojiblanca reconoce que ha conformado un equipo «que le motiva mucho». «Me ha salido alguna cana de más porque las preocupaciones te las llevas a casa, pero estoy muy contenta», bromea.