El Athletic cae en su estreno tras un intenso partido

Dos jugadoras luchan por un balón/ATHLETIC CLUB
Dos jugadoras luchan por un balón / ATHLETIC CLUB

Las de Villacampa plantan cara al ambicioso Girondins, hasta que las fuerzas aguantan, en el primer encuentro de pretemporada

MIKEL GARCÍA

El Athletic de Ángel Villacampa estrenó la pretemporada con una derrota en un exigente compromiso ante un Girondins de Burdeos más rodado y que puso en escena ante su afición el ambicioso proyecto que han cocinado para esta temporada los nuevos responsables del club, que confían en codearse con la élite del fútbol femenino francés. Ante un rival tan reforzado como el que dirige Pedro Martínez Losa, las rojiblancas mostraron muy buena imagen y de hecho, mantuvieron un interesante pulso que se decantó en la segunda parte hacia las bordelesas, cuando el fondo físico empezó a demostrar su importancia en una tarde de calor. Finalmente el Athletic se inclinó por 4-2, pero dejaron buenas sensaciones en el estreno de una pretemporada con sabor francés -Soyaux y París también se medirán a las rojiblancas- y donde Villacampa irá mostrando sus cartas y el once con el que arrancará la Liga frente al Levante.

Una de las noticias más destacadas del encuentro que se disputó en el estadio Matmut Atlantique fue poder ver de nuevo sobre el verde a Maite Oroz. La navarra se perdió prácticamente toda la temporada pasada tras sufrir una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en el tercer encuentro de la Liga Primera Iberdrola, y ayer volvió a formar desde el inicio en la alineación.

Por lo demás, el primer once del nuevo técnico no ofreció grandes cambios respecto a la última etapa de Joseba Agirre en el banquillo, salvo por la presencia de la joven jugado del B Leyre Monente y las auencias de Damaris Egurrola y Erika Vázquez, que no viajaron a Burdeos por unas molestias durante los entrenamientos de la pasada semana.

Pese a tratarse de un encuentro amistoso de preparación, el primero en el caso del Athletic, el duelo arrancó a todo tren, con intercambio de golpes entre ambos equipos. Se adelantó el Athletic en el minuto 32 con un tanto de Eunate Arraiza tras un saque de esquina, pero el cuadro bordelés empató apenas dos minutos más tarde, fruto de un lejano y potente lanzamiento de Ouleymata Sarr.

Ainhoa Tirapu detenía en el 40' con una magnífica parada el intento de Khadija 'Bunny' Shaw de abrir brecha en el marcador. Pero fue de nuevo el Athletic quien tomó la delantera en el marcador con un rápido tiro libre de Nekane.

El partido se encaminaba al descanso, pero el Girondins todavía tuvo tiempo de poner de nuevo las las tablas en el luminoso. Shaw, tras una asistencia de lujo de Maëlle Garbino, que desconcertaba a la defensa rojiblanca puso de nuevo el empate.

En la segunda mitad, el Burdeos decidió el choque con dos tantos más. Khadija Shaw remataba de cabeza el 3-2 y la velocidad de Shaw hacían mella en el Athletic, que se veía incapaz de frenar a la atacante rival. Axelle Touzeau, en el tramo final, puso el definitivo 4-2 en el marcador.