«Bibiane viene porque quiere jugar en casa», dice la madre de la futbolista alemana fichada por el Athletic

Bibiane en el muelle de Las Arenas, con el paseo de Arriluce al fondo. /Instagram
Bibiane en el muelle de Las Arenas, con el paseo de Arriluce al fondo. / Instagram

La nueva jugadora rojiblanca ha vivido a caballo entre Alemania, Bilbao y Lekeitio, localidad donde la familia pasa largas temporadas

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

Bibiane Schulze Solano ha vivido a caballo entre una localidad de los alrededores de Fráncfort, por un lado, y Bilbao y Lekeitio, por otro, adonde su madre y sus tres hermanos se han desplazado constantemente no sólo en verano, sino en Navidades y otros periodos del año. También muchos fines de semana. «Mi hija empezó a jugar al fútbol en la playa en Lekeitio», declaró a EL CORREO desde Alemania Mara Solano Belausteguigoitia, viuda de Thomas Schulze. «Otros equipos también se han dirigido a Bibiane, uno del País Vasco y otro de la Liga Iberdrola, pero ella ha venido al Athletic porque quería jugar en casa», aseguró la madre, que no identificó a esos otros clubes que se interesaron por su hija.

La mudanza de Bibiane a Lezama no va a representar un gran cambio para ella, ya que pasa largas temporadas en el País Vasco. Los Schulze Solano están empadronados en Ispaster, al lado de Lekeitio, donde tienen una residencia, y hubo un tiempo, cuando Bibiane estaba en categoría infantil, en que jugó en el club Bizkerre de Algorta. La joven tiene amigos en Lekeitio, que es el municipio de su abuelo materno y donde los parientes estaban ayer felices de que vaya a recalar en el Athletic. Los Solano regentan un hotel de esa localidad, el Zubieta, y otro en Mungia, el Palacio de Urgoiti.

Compitiendo con chicos

«Bibiane irá pronto a Bilbao para incorporarse al Athletic», informó su madre. «Conoce a algunas jugadoras y se va a instalar en Bilbao con un familiar. Ella está muy contenta y yo, por supuesto, también», agregó. Con su llegada a Lezama, Bibiane abre otro capítulo de una historia que arrancó cuando tenía unos 5 años y empezó a jugar al fútbol con otros chicos. «También ha sido muy buena en tenis, pero se decidió por un deporte de equipo», comentó la madre. «Esa decisión me pareció fenomenal, porque a mí también me gusta el fútbol. Digamos que su elección no me hizo demasiado daño», bromeó Mara Solano, que es tenista y en su juventud compitió en campeonatos de Euskadi y de España en todas las categorías, desde infantiles hasta la absoluta. A día de hoy no lo ha dejado y ha sido seleccionada por España para el campeonato del mundo de veteranas.

Pero su hija Bibiane dejó la raqueta y se enamoró del balón. El punto de no retorno para ella fue a los 11 años, cuando acompañó a sus dos hermanos varones –tiene otra hermana– a una prueba para chicos con el Frankfurt. «Ella llevaba puesta la ropa de futbolista», relató la madre. «El entrenador le preguntó por qué no hacía también la prueba, y Bibiane acabó dejándolos a todos alucinados cuando vieron cómo jugaba».

La nueva futbolista del Athletic estudia Comunicación on line, sistema que le da flexibilidad para entrenar y viajar, y al que también recurren otras jugadoras de la primera plantilla de Lezama. «Bibiane lleva dos temporadas en la Bundesliga», explicó su madre. «Subió al primer equipo (del FFC Frankfurt) muy joven. Los entrenamientos fueron más intensos, muy duros».

Más información