Liga Iberdrola

El frío polar no frenó al Athletic

Imagen del partido en Lezama frente al Rayo./BORJA AGUDO
Imagen del partido en Lezama frente al Rayo. / BORJA AGUDO

Las rojiblancas se impusieron al Rayo gracias a un tanto de Jone Ibáñez en la primera mitad y recuperan la sonrisa en Liga

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

Tocaba volver a la normalidad después de la emoción de lo vivido en San Mamés. La Liga tenía que ser ahora la prioridad del Athletic después de caer en Cuartos de la Copa de la Reina ante el Atlético. Enfrente tenían al Rayo Vallecano, un equipo que no le iba a poner las cosas fáciles a las de Joseba Agirre. Sin embargo, el cuadro rojiblanco volvió a demostrar que Lezama es un auténtico fortín y se llevó los tres puntos en un duelo pasado por agua y donde el frío fue el principal protagonista. A pesar del tiempo, el campo presentaba una muy buena entrada y los aficionados volvieron a animar a sus jugadoras hasta el final. Una nueva victoria para el Athletic que recupera la sonrisa y ya mira hacia arriba.

En la primera parte, el Athletic fue muy superior a su rival y se hizo con la posesión del balón desde el primer momento a pesar del frío que reinaba en Lezama. Las rojiblancas sabían de la importancia de recuperar la senda de la victoria y que mejor lugar para hacerlo que en el fortín de Lezama, donde las de Joseba Agirre han demostrado a lo largo de la temporada que son un hueso duro de roer. Y entraron en calor rápido.

1 Athletic

Athletic: Ainhoa, A. Sierra (Min. 65. Cirauqui), V. Gimbert, Garazi, Eunate, M. Unzué, Jone Ibáñez, Moraza, Erika Vázquez (Min. 93. Oihane), Leia (Min. 75. Marta) y Nekane (Min. 87. Azkona).

0 Rayo

Rayo: Alicia, Mendióroz, Sáez, Perarnau, Laura Teruel (Min. 83. Carreño), Auñón, Eva Alonso, Eva Masdeu, Iris (Min. 76. Oviedo), Sheila y Altuve.

Goles
1-0 (Min. 28. Jone Ibáñez).
Árbitro
Sara Fernández. Amonestó a Nekane del Athletic y a Oviedo del Rayo.

Nekane fue la más activa en ataque del Athletic ante la ausencia de Lucía, que tenía molestias musculares. La atacante rojiblanca tuvo varias ocasiones para adelantar a su equipo, la más clara tras un centro de Eunate que no encontró portería. La insistencia del cuadro vizcaíno iba a encontrar premio cuando se estaba llegando a la media hora de partido. Leia puso un centro al área y Jone Ibáñez remató de cabeza para batir a la guardameta del cuadro vallecano. Segundo gol esta temporada para la centrocampista de Galdakao, que dejó varios detalles de calidad a pesar de no ser una de las habituales y que dio motivos a su entrenador para que contara con ella siempre que lo necesitara.

Tras el tanto el Athletic se relajó y mantuvo el control del balón. El Rayo lo intentaba pero no lograba combinar con claridad ante la presión rojiblanca y no inquietaban la meta rojiblanca. La más clara para las visitantes fue un centro al área que no alcanzó a rematar Iris por centímetros cuando Ainhoa estaba prácticamente batida. Fue el único acercamiento peligroso del cuadro rayista, que no lograba dar con la tecla para superar a las de Agirre, que estaban muy bien posicionadas y que encontraban huecos para generar peligro. De hecho, el cuadro rojiblanco pasó la mayor parte de los primeros 45 minutos de juego atacando.

Más información

Partido controlado

En la segunda parte se volvió a repetir la misma tónica de la primera. El Athletic tocaba y llevaba las riendas del juego mientras que el Rayo trataba de generar peligro en algún contragolpe que parecía no llegar. Eunate pudo aumentar la ventaja de su equipo con un lanzamiento que se marchó fuera por poco. Otro recital de la lateral izquierda, que volvió a ser una de las mejores de su equipo. El control del partido era total por parte del cuadro vizcaíno, que quería aumentar la ventaja para conseguir la tranquilidad en el marcador y no tener ningún susto. Y a punto estuvo de lograrlo con un centro de Leia que despejó la defensa del cuadro de Vallecas hacia su propia portería y golpeó en el larguero cuando ya se cantaba el gol.

El balón parecía tener un solo dueño y era el Athletic. Ainhoa Tirapu casi no tenía trabajo y se movía por el campo para tratar de entrar en calor. Erika Vázquez también pudo aumentar la ventaja en los compases finales con un disparo a la media vuelta que atrapó la guardameta rival. Bajó el ritmo el cuadro rojiblanco en los últimos compases y puso pagar caro esa relajación. Y es que el Rayo estuvo a punto de arruinar la alegría en Lezama con un lanzamiento que no se coló en la portería de milagro y que hubiera sido mucho castigo para un Athletic que mereció mucho más pero pecó de falta de eficacia. Un equipo que tiene muchas ocasiones pero que tiene que trabajar en mejorar las finalizaciones de caraa portería.

Sufrieron las rojiblancas en los compases finales pero lograron tres puntos muy importantes para recuperar sensaciones de cara al choque del próximo fin de semana, cuando se enfrentarán a la Real Sociedad en el derbi vasco. Un partido que se disputará en el estadio de Anoeta, donde se puede volver a hacer historia. Ya saben las de Agirre lo que es jugar en el estadio de la Real y es que la temporada pasada se impusieron 1-4 al conjunto donostiarra ante 21.500 personas.

Tras ese partido y el esfuerzo que supondrá el derbi, lsa rojiblancas solo tendrán dos días de descanso antes de recibir al Betis en Lezama el 13 de febrero. Un calendario exigente que está haciendo mella en la plantilla y es que el Athletic tiene bajas importantes -Lucía García o Damaris- debido al gran esfuerzo que realizaron las jugadoras ante Barcelona y Atlético. El filial va a ser fundamental para poder sacar adelante cada uno de los partidos y empezar a mirar nuevamente hacia arriba.

 

Fotos

Vídeos