El Athletic gana el trofeo Teresa Herrera

Xulio Ferrerio, el alcalde coruñés de Marea, entregó el trofeo a las rojiblancas./Ignacio Pérez
Xulio Ferrerio, el alcalde coruñés de Marea, entregó el trofeo a las rojiblancas. / Ignacio Pérez

El equipo de Joseba Agirre impuso su superioridad en el trofeo coruñés ante un correoso Deportivo

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANOEnviado especial La Coruña

El fútbol femenino avanza a gran velocidad. En La Coruña el Athletic, uno de los primeros clubes que apostaron de forma decidida por él, vivió un momento de altísimo contenido simbólico. Por primera vez en su historia, los equipos masculino y femenino compartieron campo (Riazor), rival (Deportivo) y trofeo (el Teresa Herrera).

Hay muchas diferencias aún. Apenas setecientos espectadores en el primer partido y un detalle que en estos tiempos chirría mucho, el trofeo con la torre de Hércules para el torneo femenino en mucho más pequeño que el masculino.

El Athletic defendía en la sexta edición del trofeo femenino el título que logró la pasada campaña. Entonces también ganó 0-1 al Deportivo. Erika Vázquez fue la goleadora entonces. Esta vez la diana del triunfo la aportó Eunate Arraiza.

Joseba Agirre saltó con un grupo con muchas suplentes, en donde sólo Erika Vázquez, Damaris y Gimbert estaban en el once que se midió al Espanyol. El Deportivo está, como su equipo masculino, en Segunda, pero el partido de Riazor era de un altísimo valor para sus jugadoras. Los trofeos de verano están muy cerca de extinguirse. Quedan unos pocos 'dinosaurios' como el de La Coruña. Para cualquier deportivista levantar la torre de Hércules es uno de los momentos más emotivos de su carrera.

El Athletic impuso su superioridad en el juego, pero no de una forma tan cómoda como esperaba. las rojiblancas dominaron, pero debieron atender en todo momento a su retaguardia porque las blanquiazules se desplegaban con determinación cuando tenían la oportunidad.

Los equipos viajan juntos

El público fue aumentando según llegaban para ver el partido masculino. Al ver que sus muchachas resistían con entereza a todo un Athletic las jaleaban cada vez más, lo que elevaba el ímpetu de las de Manu Sánchez.

Entre los espectadores que vieron el tramo final del duelo estaban los jugadores del primer equipo del Athletic. Los dos equipos habían viajado juntos en el vuelo charter y regresan hoy por la misma vía tras dormir en La Coruña. El Valencia, cuando vino a Bilbao, envió el avión a sus jugadores y en autobús a las jugadoras, lo que le costó un aluvión de críticas.

El Athletic comenzó con fuerza y dispuesto a hacer valer los pronósticos que le daban como favoritas. A los nueve minutos, Cirauqui rompió por la banda izquierda y colocó un medio centro a Erika Vázquez, que envió la pelota al interior de la red. El gol fue anulado por falta de Azkona, que había dejado pasar la pelota, a una defensa gallega.

Hubo que esperar al minuto 70 para encontrar la siguiente ocasión de gran envergadura de las de Joseba Agirre, una volea de Leia que se marchó fuera.

En el tramo final el Athletic se lanzó por fin con decisión. Las rojiblancas impusieron su mejor condición física. Las gallegas sufrían. Kika, que salió en el descanso, tuvo que abandonar el terreno a los 76 minutos por problemas musculares.

Noticias relacionadas

Las rojiblancas posaron con la torre de Hércules, mucho más pequeña que en el trofeo masculino.
Las rojiblancas posaron con la torre de Hércules, mucho más pequeña que en el trofeo masculino. / Ignacio Pérez

El gol del triunfo

La resistencia del Deportivo estaba a punto de llegar a su final. Y lo hizo con una jugada inesperada. Eunate Arraiza centró desde la banda izquierda. Malena, la portera, gritó a la defensa que iba a por la pelota. Su compañera la dejó pasar, pero botó delante y entró.

El Deportivo tuvo arrestros para lanzar aún alguna ofensiva, pero no volvió a inquietar a un Athletic que ya se había adelantado y que incluso contó con otras ocasiones para conseguir un resultado más claro. Las más importante de todas ellas fue una decidida incursión hasta el borde del área de Azkona, quien estrelló su disparo en el larguero.

Las rojiblancas se abrazaron satisfechas por el logro. De nuevo, la torre de Hércules viaja con ellas hacia Bilbao, como ya sucedió la pasada campaña. El Athletic femenino comienza a marcar músculo en el trofeo gallego. Se ha llevado dos de sus seis ediciones. Xulio Ferrerio, el alcalde coruñés de Marea, entregó el trofeo con la torre de Hércules a las rojiblancas mientras sus rivales les hacían pasillo.

El equipo posó orgulloso sobre el césped con la torre de Hércules. No es tan grande como la que dan a los chicos, pero la jornada significó un avance para el fútbol femenino.

Y a nivel interno, para el equipo femenino rojiblanco es una gran alegría ganar un trofeo en una campaña complicada para ellas, en la han quedado incrustadas en la zona media de la clasificación y se han despedido muy rápido de los primeros puestos.

0 Deportivo

Miralles (Malena, m.46), Cris, Laura (Iris, m.46), Miriam, Patri Díaz (Raquel. m.63); Michelle Romero, Teresa (Mérida. m.46), Alba Merino (Nuria, m.46); Erika (Peke, m.46); Gaby (Ali, m.63) y Lía (Kika. m.46 y Maya, m.76).

1 Athletic

Leguina (Ainhoa Tirapu, m.46); Oihane (Murua, m.46), Gimbert (Sierra. m.46), Damaris (Nekana Díez, m.46), Ainhoa Álvarez; Cirauqui (Moraza. m.46), Leia Zarate, Jone Ibáñez (Unzue. m86), Perea (Valdezate, m.67); Erika Vázquez (Sierra, m.46) y Ane Azkona.

Gol:
M.78. Arraiza
Árbitro:
Zulema González. Amarillas a Cris, Iris y Erika Vázquez.
Incidencias:
700 espectadores en Riazor.
 

Fotos

Vídeos