«El Athletic femenino ha empezado un movimiento, no es cuestión de récords»

María Tato, en su primer viaje con el equipo femenino./el correo
María Tato, en su primer viaje con el equipo femenino. / el correo

La directiva rojiblanca anuncia que Ibaigane está valorando que las leonas jueguen otro partido en La Catedral en la presente Liga, que acaba el 5 de mayo

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

María Tato no quería saltar ningún listón cuando llegó a la directiva del Athletic. Sólo pretendía homenajear a la plantilla femenina, hacer el gesto que ellas habían pedido. Aún no ha asimilado todo lo que ha ocurrido después de aquel 30 de enero en que Ibaigane abrió San Mamés para que las chicas jugaran contra el Atlético en Copa. Aquella noche se resume en un número. 48 121. Los aficionados que casi llenaron el estadio. Y el Athletic no está dispuesto a parar, después del domingo, cuando 25.203 gargantas animaron a las leonas en La Catedral para recibir al Levante en la Liga Iberdrola.

- ¿Cómo se ha llegado hasta esta multitud animando en San Mamés?

- Cuando arrancamos, nuestro primer propósito era tener un reconocimiento con las mujeres del Athletic, las neskak. Entendíamos que quizás no habían sido tratadas lo suficientemente bien. La polémica gabarra sí, gabarra no... Creíamos que había que reconocerles un espacio, ponerlas en valor, y la mejor manera era que jugaran en San Mamés. Ellas lo estaban deseando. Nos lo pidieron, y fuimos receptivos y dimos un paso adelante el 30 de enero. Pero sólo hacíamos un guiño. En ningún caso esperábamos un récord (los 48.121 espectadores) y, sin embargo, supuso un antes y un después.

-¿En qué sentido?

- A raíz de aquello hemos visto diferentes experiencias, tanto en fútbol como en otros deportes y en distintos lugares.

- El Atlético-Barça, en el Wanda, con 60.729 espectadores, fue un nuevo récord. El Juve-Fiorentina arrastró a 39.027 aficionados. Y la final España-Holanda (8.900) acaba de ser un hito en rugby XV.

- No olvides al Estudiantes (su partido con el Magec Tías, con 13.472 espectadores, fue récord en basket femenino en España). Pero no es una cuestión de récords. Hemos empezado un movimiento. Si se analizan los guiños que en estos dos meses se están haciendo al fútbol y al deporte femeninos, es tremendo. Este tsunami que ha supuesto el 30 de enero está en marcha. Estamos sorprendidos porque cada semana alguien da un paso. Sin darnos cuenta hemos creado un efecto dominó. Cuando surgió lo de la Juve no me lo podía creer. ¿Que quizá venía por lo del Wanda? No pasa nada. Llegará el Barça y lo superará. Eso está bien, es lo que debemos hacer. Algún día se hará una sinopsis de lo que está representando ese 'efecto 30 de enero'. Pero ese escenario ha pasado.

- ¿Cuáles son los proyectos de Ibaigane?

- Aplaudiremos cada vez que alguien reconozca el espacio del deporte femenino. Se trata de ser capaces de entender el deporte en femenino; de visualizarlo, de potenciarlo y respetarlo como el masculino. El objetivo es acostumbrar a la gente a seguir a las chicas del Athletic como algo normal; generar afición.

- ¿Y crear una base de jugadoras?

- No podemos obviar que nuestra cantera es muy reducida. No podemos ni queremos hacer fichajes fuera, y tampoco tenemos demasiada masa crítica. Si el fútbol masculino ya es algo limitado, hay muchísimas menos mujeres que juegan. Tenemos que hacer cantera.

«Nosotros nos lo creemos. La sociedad ha cogido el guante y parece que también se lo cree»

Partido de pago

- El territorio de Bizkaia y Euskadi, ¿podrán surtir una plantilla de jugadoras profesionales?

- Para empezar tenemos que sacar el gusto a este deporte. En dos meses, el Athletic ha hecho de nuevo una apuesta, ha abierto otra vez el estadio igual que para la plantilla masculina. Ante el Levante había que ver la respuesta social, la del aficionado, la de la sociedad vizcaína. Y ha sido abrumadora, porque este partido era pagando.

- Y no hubo repartos masivos de invitaciones, como en los días previos al 30 de enero.

- El destino de la recaudación con el Levante eran los clubes convenidos (Ibaigane anunció ayer que triplicará la aportación anual que les da). Pero buscamos que el Athletic femenino sea autosuficiente, que cubra sus gastos. Nosotros nos lo creemos. La sociedad ha cogido el guante y parece que también se lo cree.

- ¿Cuántas veces veremos a las leonas en La Catedral la próxima temporada?

- Todavía no ha terminado la presente campaña (quedan cuatro jornadas y la Liga acaba el próximo 5 de mayo). Estamos valorando la posibilidad de volver a abrir el estadio antes de que acabe la competición. Pero tiene connotaciones federativas, del otro club... Queremos que se vea que nuestra intención no es hacer algo esporádico, sino algo real, tangible y sostenible.

- Los principales equipos vascos han abierto sus estadios a la plantilla femenina. ¿Euskadi es pionera en este asunto?

- Yo creo que sí. Tenemos una visión del deporte femenino muy diferente a lo que vemos en otros territorios, y basta viajar con el equipo para notar las diferencias. Creo que, desde la perspectiva de la sociedad vasca, no sólo de la vizcaína, vamos un paso por delante.

Lucía García, baja en la selección

La delantera del Athletic, única rojiblanca en la convocatoria, causa baja en la selección española. Sufre la ariete nacida en Cruces, máxima artillera del grupo de Joseba Agirre con 13 goles, una lesión en la musculatura isquiosural, producida el domingo en el encuentro contra el Levante. Una vez revisada por los servicios médicos, Lucía García ha regresado a Bilbao y, en función de su evolución, se determinará si puede jugar los próximos duelos; este fin de semana no hay Liga por los amistosos de España.

«Les pregunté a las jugadoras si son conscientes de que están haciendo historia»

-¿Cómo están viviendo las jugadoras los dos últimos meses?

- Cuando terminó el partido del Levante fui al vestuario a felicitarlas y les dije: 'No sé si sois conscientes de que estáis haciendo historia, por un lado; y por otro, os estáis haciendo famosas'. Si no te paras a analizar los pasos que estás dando, no llegas a verlos. Ellas dieron la vuelta al campo agradecidas, saludaron a todo San Mamés, saltaron la valla, se volcaron con el público... Fue un impacto para cantidad de niños y niñas que de repente se encontraban con referentes femeninos.

- El ambiente de San Mamés es diferente cuando las leonas saltan al césped.

- No tiene nada que ver. Es familiar, y que siga así mucho tiempo. En la franja horaria en que nosotras jugamos buscamos familias, pasar un rato estupendo. El domingo nos acompañó el tiempo, y como la afición del Athletic es tan grande, se vuelca tanto, lo vive tanto, el estadio vibra igual con 25.000 que con 48.000. Tenemos una gran afición, y muy sana.

- ¿Habrá más socias el Athletic en el futuro?

- El domingo recibí un sinfín de mensajes de mujeres que querían sacar un abono del femenino, incluso ser abonadas sólo para el femenino. Les gusta ese concepto del deporte unido a la familia, esa otra forma de ver el fútbol menos competitiva, más de ocio... Creo que es hacia donde está respondiendo la sociedad y viene bien para la salud del club, mujeres que quieren tener su pertenencia al Athletic.