Fútbol

La Asociación de Futbolistas Españoles presenta un protocolo de embarazo y maternidad

La mesa negociadora de la AFE, donde están Ainhoa Tirapu y Marta Unzué, jugadoras de Athletic, y la exfutbolista rojiblanca Eli Ibarra, entre otras./AFE
La mesa negociadora de la AFE, donde están Ainhoa Tirapu y Marta Unzué, jugadoras de Athletic, y la exfutbolista rojiblanca Eli Ibarra, entre otras. / AFE

Entre las obligaciones del club estarían la reinserción de la jugadora a su puesto y el cuidado del niño o niña en los desplazamientos

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

El fútbol femenino sigue creciendo a pasos agigantados y no solo en el plano deportivo, donde ha quedado demostrado que cada vez interesa a un séctor más amplio de la población, como pasó hace dos semanas en San Mamés, donde se reunieron 48.121 aficionados. Ahora, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha presentado ante el Consejo Superior de Deportes (CSD), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) y los equipos Athletic y Barcelona un protocolo de embarazo y maternidad que incluye, entre otras cosas, medidas de conciliación para la madre futbolista y el cuidado de los hijos durante los desplazamientos.

Con este documento espera darse un paso más en el «firme empeño» del sindicato de hacer realidad el primer Convenio Colectivo para las futbolistas de la Primera División. «Una cuestión capital para nuestra asociación, entre otras muchas, para que las jugadoras puedan desempeñar con todas las garantías y derechos su profesión», apuntó en un comunicado.

La AFE también recordó en el comunicado que para garantizar la protección de la maternidad y el período de lactancia, la legislación laboral insta a las empresas a llevar a cabo una «adecuada evaluación» de riesgos y la adecuación o cambio de puesto de trabajo. «AFE es consciente de que las condiciones laborales pueden conllevar consecuencias negativas y perjudiciales para la salud y seguridad, tanto en la etapa de embarazo como en la lactancia, incluso también para el mismo lactante», señaló el mismo comunicado.

Según el protocolo presentado por la asociación, entre las medidas que se deberían adoptar figuran la adaptación de las condiciones y tiempo de entrenamientos, y la realización temporal de funciones compatibles con su estado dentro del mismo club. Además, el club tendrá que informar a la plantilla de la existencia de un procedimiento en caso de embarazo y lactancia, y la futbolista debe comunicar su estado en el momento que lo conozca mediante un informe médico en el que se acredite la situación de embarazo y la fecha probable del parto.

Entre las obligaciones del club estarían la reinserción de la jugadora a su puesto cuando su salud se lo permita, y el cuidado del niño o niña en los desplazamientos, sin «repercusión alguna» en las retribuciones de la jugadora. En este sentido, también debería habilitar una guardería en el centro de trabajo o la firma de convenios con guarderías cercanas al mismo, ayuda escolar, seguro médico complementario y ayudas en caso de discapacidad de los hijos en los casos de nacimiento, adopción y acogimiento.

Además, el comunicado finaliza con un catálogo general sobre riesgos y recomendaciones para orientar a los clubes entre las que destacan aumentar los tiempos de descanso, adaptar o reducir los desplazamientos y viajes atendiendo a la evolución del embarazo, controlar los factores de estrés o realizar revisiones periódicas. Un protocolo que busca ser un ladrillo más en la construcción del primer Convenio Colectivo para las futbolistas que militan en la Liga Iberdrola.