El deporte femenino se cuela en la lucha por las urnas

Pedro Sánchez en la recepción a la selección sub'17 de fútbol tras lograr el Mundial. /EFE
Pedro Sánchez en la recepción a la selección sub'17 de fútbol tras lograr el Mundial. / EFE

Tanto el PSOE, como el PP, Ciudadanos y Unidas Podemos incluyen en su programa electoral medidas para el fomento de esta práctica y la mejora de las condiciones de las mujeres. VOX se olvida de ellas y del deporte en general

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

El próximo domingo todos estamos llamados a las urnas. Unas elecciones generales anticipadas que plantean muchos interrogantes entre las diferentes formaciones políticas. Todas presentan programas con muchas aristas que difieren enormemente en aspectos económicos o sociales, pero que sin embargo coinciden, o guardan ciertas similitudes, en varios puntos. Uno de ellos tiene que ver con el deporte, al que tanto el PSOE como el Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos dedican un capítulo específico en sus documentos. Todos ellos, salvo VOX, que ni lo nombra, destacan la importancia de aprobar una nueva ley del deporte, cuyo anteproyecto fue aprobado en marzo en el Consejo de Ministros.

Pero van más allá. También comparten la idea de que es necesario adoptar medidas para impulsar la práctica entre las mujeres, la búsqueda de la igualdad y la inclusión, aspectos que hasta entonces no se habían resaltado de esta manera. «Algo está empezando a cambiar y ya no puede haber marcha atrás», declaró hace algo más de dos semanas el actual presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Lo hizo en el transcurso de una gala, en la que además resaltó el hecho de que el deporte femenino ha vivido «entre la invisibilidad y la desconsideración», pese a haber contado con deportistas sobresalientes, «y de ofrecer, como el masculino, belleza deportiva, espectáculo y ejemplo», recordando además los estadios llenos de aficionados para contemplar partidos de fútbol.

Crear un Observatorio de Igualdad, un manual de buenas prácticas y actualizar la regulación del patrocinio y el mecenazgo.

Crear un Observatorio de Igualdad, un manual de buenas prácticas y actualizar la regulación del patrocinio y el mecenazgo. PSOE

Una realidad y una masiva petición de dar un paso adelante, de subir escalones en favor de la eliminación de ciertas barreras, que no ha pasado desapercibida para los políticos. En el caso del partido socialista, además de apostar por una colaboración con las federaciones y demás entidades deportivas, y de actualizar la regulación del patrocinio y mecenazgo «adaptándola a las nuevas necesidades», también señalan la necesidad de crear un Observatorio de la Igualdad en el Deporte, «e impulsar nuevas iniciativas que contribuyan a alcanzar la misma». Además figura entre sus propuestas la elaboración de un manual «de buenas prácticas» para difundir la implementación de valores como la solidaridad o el respeto; un catálogo de «derechos y deberes» tanto en los niveles federados como en los profesionales, extensible a las mujeres, y la colaboración con federaciones y familias para erradicar las actitudes violentas y discriminatorias en el deporte de base.

Fomentar el deporte femenino y apoyar a las mujeres desde la base hasta el paso a la profesionalización.

Fomentar el deporte femenino y apoyar a las mujeres desde la base hasta el paso a la profesionalización. PP

Pablo Casado, líder del Partido Popular, ya ha dicho en alguna entrevista que para él es tan importante «el deporte a gran escala como apoyar el de base, las necesidades de los deportistas desde el inicio y promocionar el deporte femenino». En su catálogo de propuestas en este ámbito figura, además de la nueva Ley del Deporte, el apoyo a la práctica de las mujeres desde el principio «hasta el paso a la profesionalización». También promueven la difusión de los deportes minoritarios y su acercamiento al público y otros aspectos más generales como el Plan ADO e iniciativas para facilitar la apertura de los centros educativos para el uso de sus instalaciones deportivas.

Maternidad y precariedad

Pero sin duda los partidos que más protagonismo han dado al deporte femenino en sus programas de cara a las inminentes elecciones generales han sido tanto Ciudadanos como Unidas Podemos. Esta primera formación, liderada por Albert Rivera, promueve mano dura ante quienes quieran seguir imponiendo la desigualdad por razón de sexo entre competidores y competiciones. «Queremos acabar con la discriminación en los premios que cuenten con dinero público». Además, también tienen muy presente la maternidad, una etapa que ha cerrado de golpe las puertas a muchas mujeres deportistas. «Apoyamos a todas con sanciones a quienes promuevan las cláusulas antiembarazo», señalan, pidiendo el mantenimiento de la condición de alto nivel «durante 4 años después del nacimiento de un hijo». Esto convive en su programa con una propuesta para el reconocimiento mutuo entre las Comunidades Autónomas para establecer «una única licencia deportiva válida en toda España», y con el endurecimiento de los castigos por comportamientos «que ultrajen los símbolos constitucionales, que enaltezcan el terrorismo o que promuevan conductas de odio como el racismo, el sexismo o la LGTBIfobia».

Sanciones a quienes promuevan las cláusulas antiembarazo y el mantenimiento de la condición de alto nivel en los 4 años siguientes al nacimiento de un hijo.

Sanciones a quienes promuevan las cláusulas antiembarazo y el mantenimiento de la condición de alto nivel en los 4 años siguientes al nacimiento de un hijo. ciudadanos

Por su parte Unidas Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, pide una ley marco estatal para mejorar, entre otras cosas, las condicionas laborales de las mujeres deportistas. «La actual ausencia de reglas favorece la precariedad que reina en el sector. Con esta norma se incrementará también la protección de la salud de quien utiliza estos servicios, que muchas veces se prestan sin la titulación profesional adecuada». De igual manera sostienen la importancia de diseñar programas de transición a la vida laboral ordinaria, tanto de ellos como de ellas, «con especial atención a la inclusión laboral de las mujeres y las oportunidades a través del empleo público».

Reconocer las competiciones femeninas de máxima categoría y a sus deportistas como profesionales, y establecer premios iguales para mujeres y hombres.

Reconocer las competiciones femeninas de máxima categoría y a sus deportistas como profesionales, y establecer premios iguales para mujeres y hombres. unidas podemos

Además, la formación morada promete reconocer las competiciones femeninas de máxima categoría y a sus deportistas como «profesionales», estableciendo premios y dietas iguales para hombres y mujeres. Apuestan de igual manera por fomentar el incremento de la información dedicada al deporte femenino «con el objetivo de alcanzar la paridad», lo que empezarán con los medios públicos, «conforme a criterios objetivos de éxito en las competiciones nacionales e internacionales». Propuestas, peticiones y argumentos que todas esperan que, tras el 28A, no se las lleve el viento y ayuden a cambiar cuando antes su realidad.