La Fundación Euskadi, también en femenino

La plantilla de la Fundación Euskadi./Fundación Euskadi
La plantilla de la Fundación Euskadi. / Fundación Euskadi

La entidad presidida por Mikel Landa crea un equipo para apoyar el creciente interés de las mujeres por el ciclismo

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

En mayo de 2015, mientras Mikel Landa asombraba en los Dolomitas del Giro de Italia, las cunetas se llenaban de cicloturistas. Y, entre ellos, había un número creciente de mujeres. El ciclismo es un deporte de resistencia, de retos, de superar barreras. Femenino. La tendencia es imparable. Cada vez hay más mujeres pedaleando por las carreteras.

Hace no tanto, Mikel Landa se cruzó con un par de chicas que rodaban por los alrededores de Amurrio. Eran alavesas y vestían el maillot de un equipo cántabro, el Río-Miera. El corredor del Movistar y presidente de la Fundación Euskadi llevaba tiempo con la idea de montar un sección femenina en la entidad que dirige. Su vicepresidente, Jesús Ezkurdia, también tenía ese inquietud. Era como una deuda pendiente. Y por eso, porque detectaron la orfandad de las ciclistas alavesas, obligadas a emigrar, han creado un equipo femenino, impulsado por la Fundación y patrocinado por Laboral Kutxa con el apoyo de Orbea y Etxeondo.

Ezkurdia, padre de una niña aficionada a la bicicleta, conocía de primera mano las carencias el ciclismo femenino en su entorno. Bizkaia cuenta con dos escuadras de élite, el Bizkaia-Durango y el Sopela. En Álava, las niñas no tenían salida. Hasta la categoría infantil podían competir; luego, ya cadetes, se encontraban con la ausencia de equipos. Ya tienen uno: la Fundación Euskadi ha abierto sus puertas a la versión femenina del ciclismo. Esta temporada contará con dos cadetes, dos juveniles y siete amateurs.

«Todo comenzó al inicio del pasado verano. Estábamos con Iñaki Isasi (exciclista del Euskaltel-Euskadi) en una carrera en Llodio. Empezamos a hablar de este proyecto en el que llevábamos tiempo pensando. Nuestro miedo es que no se apuntara ninguna chica... Y mira, hemos recibido un montón de currículos de corredoras ya hechas y que están en otros equipos», cuenta Ezkurdia. Pero el objetivo de la Fundación no es edificar, al menos por ahora, un conjunto de élite. «Nuestro trabajo está en la base, en darle a las chicas la oportunidad y los medios para ser ciclistas», añade. Como repite Landa: «Que ninguna niña se quede con las ganas de ser txirrindulari».

Trabajo para forjar corredoras

El ciclismo femenino vive una paradoja. El creciente interés de las empresas por fomentar el deporte entre las mujeres ha generado una situación insólita: ahora hay más equipos de élite que corredoras con nivel para ese tipo de competición. Falta base. Es como si se hubiera empezado la casa por el tejado. La creación el año pasado del Movistar femenino fue un revulsivo. Sacó del anonimato a un grupo de corredoras entusiastas que se dedicaban en cuerpo y alma a un deporte que, en la mayoría de los casos, no les daba para vivir. Movistar apostó por ellas y tras solo una temporada ya están instaladas entre las mejores del circuito mundial.

Los equipos masculisnos y femeninos de la Fundación Euskadi con Mikel Landa.
Los equipos masculisnos y femeninos de la Fundación Euskadi con Mikel Landa. / Fundación Euskadi

Ahora toca cuidar la cantera, la cuna de la que brotarán las siguientes generaciones. Landa y Ezkurdia vieron que el ciclismo femenino en Álava era un desierto y han decidido montar un oasis. Un punto de apoyo abierto a cualquier niña o adolescente que quiera ser ciclista. De hecho, entre las once integrantes del equipo femenino de la Fundación Euskadi que debutará esta temporada hay una, Isabel García, que apenas lleva un año montando en bicicleta.

A su lado pedalearán las dos chicas del Río-Miera que inspiraron a Mikel Landa, Paula Lanz y Paula Suárez. También lucirán el maillot de Laboral Kutxa -nuevo apoyo para la Fundación- Ainara Sanz, Elena Cuenca, Miriam Gardachal, Nahia Eraña, Uxue Albizua, Jone Otaola y Zuriñe Otaola. En este camino de formación las guiará Ángel Urreta, un técnico alavés acostumbrado a labrar las categorías inferiores. La cantera, en masculino y, cada vez más, en femenino.