Elisa Longo logra el premio a su valentía y se lleva la Emakumeen Bira

Longo, en el momento de su victoria en la Emakumeen Bira. / IGOR BARCIA

La italiana gana por apenas dos segundos de diferencia sobre Amanda Spratt, gracias a su ataque en Asentzio a 18 kilómetros de la llegada

IGOR BARCIAOñati

De la pesadilla a la felicidad van dos segundos, los que han permitido a Elisa Longo Borghini ganar la última etapa y la Emakumeen Bira. La italiana ha culminado el gran trabajo del Trek en la ronda vasca con un ataque en el alto de Asentzio, el único de primera categoría, y tras un pulso de 18 kilómetros agónico contra las corredoras del Mitchelton, ha logrado llevarse la txapela por tan escasa diferencia.

Noticias relacionadas

De hecho, el reparto de bonificaciones en la meta de Oñati ha sido decisivo en la resolución de la carrera, ya que Longo ha aventajado en cuatro segundos al grupo donde estaban todas sus rivales y se ha anotado diez más como ganadora. Majerus ha sido segunda, y Tayler Wiles, vencedora ayer en Santa Teodosia, ha puesto en bandeja el triunfo a su compañera al ser tercera y dejar fuera del reparto de segundos a la hasta hoy líder, Amanda Spratt. Ese cuarto puesto ha sido de lo más amargo, porque ha supuesto que Longo se lleve la Emakumeen Bira por esos dos segundos de margen, tan escasos pero que valen una carrera.

Esa emoción hasta el final, esa incertidumbre, es el mejor colofón a una Emakumeen Bira brillante, con etapas sin desperdicio, ciclistas de primer nivel mundial entregadas al máximo y tres escuadras por encima de las demás -Mitchelton, Trek y Movistar- que han apostado fuerte por la general y han deparado cada día juegos de estrategias donde el premio gordo se lo ha llevado el Trek con dos etapas y la general final.

Salida y llegada en Oñati

La de hoy era sobre el papel la etapa reina, y las corredoras no han dudado en darle la relevancia que merecían los 156 kilómetros con salida y llegada en Oñati y cuatro puertos por el camino. En la salida, los comentarios eran de preocupación ante la dureza que les esperaba, aumentada con el mal tiempo que hoy ha vuelto a acompañar al pelotón. Pero una vez que se ha arrancado, la batalla ha sido casi constante.

Y también una constante ha sido la presencia de Movistar en las fugas. La primera en intentarlo ha sido un día más Jazinska, acompañada de Anna Plichta, y poco después ha comenzado el espectáculo de una Shleyla Gutiérrez que no ha parado en toda la etapa. Ha saltado por detrás con otras dos corredoras, ha alcanzado a las de cabeza, cuando ha visto que el pelotón reducía la distancia ha vuelto a atacar... La riojana, de nuevo en su mejor versión, ha sido la baza del conjunto español para mover la carrera y obligar a las rivales a trabajar en el pelotón, en especial un Mitchelton que ha acaparado el papel de controlador con Kennedy y Van Vleuten como protectoras del liderato de Spratt.

Ataque a 500 metros

Pero quedaba la ascensión a Asentzio. Un puerto de primera, con notable exigencia y más con toda la Emakumeen Bira en las piernas. Y ha sido allí donde Longo ha hecho su apuesta. El todo por el todo. Ataque a 500 metros de la cima para marcharse en solitario, tomar 20 segundos de diferencia y a partir de ahí, a muerte hasta Oñati. El pulso entre la italiana y las corredoras del Mitchelton no ha cesado hasta la línea de meta.

El tiempo ha oscilado siempre en los 15 segundos, pero la entrada a la localidad guipuzcoana, en ligero ascenso, ha hecho mella en Longo, así como el arreón en el grupo perseguidor. En meta cuatro segundos, en el filo, pero el gran trabajo del Trek lo ha redondeado Wiles con su tercera plaza. Cuatro segundos de bonificación que ha restado a Spratt que valen una Emakumeen Bira.

Por parte vasca, Ane Santesteban y Eider Merino han llegado en el grupo cabecero a cuatro segundos, con lo cual han finalizado la carrera en octava y novena posición, respectivamente. Y el premio para el Bizkaia-Durango lo ha traído Cristina Martínez. La corredora valenciana empezaba la jornada en el puesto 15, pero ha estado con las mejores y ha finalizado décima, un top 10 para el equipo vizcaíno en una carrera World Tour que sabe a gloria.