La australiana Lucy Kennedy preside una gran Clásica de San Sebastián

Lucy Kennedy llegando en solitario a la meta deñ Boulevard./J. M. LÓPEZ
Lucy Kennedy llegando en solitario a la meta deñ Boulevard. / J. M. LÓPEZ

La ciclista del Mitchelton ha sido la mejor pese a un pinchazo a 35km. de meta

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

La australiana Lucy Kennedy (Mitchelton) ha entrado en la historia de la Clásica de San Sebastián al imponerse en solitario en la primera edición femenina. La corredora de Brisbane ha dado un recital para coronar en primer lugar Mendizorrotz, reponerse después al pinchazo que ha sufrido en la bajada, donde ha sido superada por varias corredoras, y, finalmente, para cazar y descolgar en Murgil Bidea a la holandesa Jannek Ensing (WNT-Rotor), que había permanecido en cabeza desde la avería de Kennedy.

Kennedy, de 31 años, ha rematado en el Boulevard donostiarra una gran campaña en las carreteras vascas, dado que se impuso en el Durango-Durango Emakumeen Saria y el martes fue segunda en la Emakumeen Nafarroako Klasikoa. En enero ganó el Herald Sun Tour en su país. Ha superado en 23 segundos a Jannek Ensing, mientras que la tercera posición ha sido para la holandesa Pauliena Rooijakkers (CCC-Liv) a 1:04. La alavesa Lourdes Oyarbide (Movistar) ha sido la mejor vasca, en la sexta posición, a 1:12. Ane Santesteban (WNT-Rotor) ha sido la 19ª a 3:30.

Al final, varias de las grandes favoritas, como Anenmiek Van Vleuten y Amanda Spratt (Mitchelton), Ashleigh Moolman-Pasio (CCC-Liv) o Ane Santesteban (WNT-Rotor) no han podido entrar en la disputa de la victoria, dado que han permanecido en el pelotón principal, al que se le ha ido el caballo muy lejos de meta. La Donostiako Klasikoa ha comenzado a decidirse entre Jaizkibel y Arkale, cuando han saltado Anastasiia Chursina (BTC-Ljubljana) y la alavesa Lourdes Oyarbide (Movistar), pero por detrás se ha formado un grupo de 14 ciclistas entre las que iban algunos de los nombres importantes de la carrera, como Lucy Kennedy (Mitchelton), Pauliena Rooijakkers (CCC-Liv), Eugenia Bujak (BTC-Ljubljana) o Janneke Ensing (WNT-Rotor).

La presencia de la australiana Kennedy en este corte ha liberado a su equipo, el Mitchelton de Annemiek Van Vleuten y Amanda Spratt, de trabajar en el pelotón. Ha sido Movistar quien ha asumido esta labor, con más de dos minutos de retraso.

Poco antes de la ascensión a Mendizorrotz, con Chursina y Oyarbide cazadas, ha saltado Bujak con Chiara Perini (Bepink). En las primeras rampas, han sido remachadas por Kennedy, que ha exhibido un poderío enorme. La victoria parecía en sus piernas y el Mitchelton se las prometía felices. Sin embargo, en la bajada ha sufrido el pinchazo de su rueda delantera. Durante la reparación, la ha superado Ensing. La australiana ha debido volver a parar porque le rozaba la rueda nueva. La han sobrepasado Rooijakkers, Bujak y Edwige Pitel (Cogeas), a las que luego ha vuelto a alcanzar.

Ensing, por su parte, ha emprendido en solitario todos los kilómetros entre Orio y Donostia. Ha llegado a contar con más de un minuto sobre el grupo perseguidor, al que se le han sumado más corredoras, pero con Kennedy siempre la más activa.

A pie de la segunda subida a Murgil Bidea, Ensing aún disponía de casi 40 segundos de ventaja. Insuficientes ante Kennedy. La ciclista de Brisbane, de 31 años, ha impuesto su ritmo y se ha quedado sola en persecución de Ensing, a quien ha cazado a 8,7 kilómetros de meta, con metros por delante para soltar a la holandesa.

Kennedy ha coronado con casi 20 segundos que ha sabido administrar en el Boulevard donostiarra para inaugurar el palmarés de la primera edición femenina de la Clásica de San Sebastián. Una gran vencedora para una gran Klasikoa.