El Zuazo sigue sin encontrar la tecla de la victoria

Imagen de un partido del Zuazo./PEDRO URRESTI
Imagen de un partido del Zuazo. / PEDRO URRESTI

El encuentro estuvo marcado por la superioridad defensiva y el gran papel realizado por la guardameta local Maddi Alla

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

El Hotel Gran Bilbao Prosetecnisa Zuazo no conoce la victoria ante su afición en lo que va de temporada sumando su quinta derrota consecutiva, frente a un Elche Mustang que logró romper el maleficio de no saborear el triunfo lejos de su afición. El encuentro estuvo marcado por la superioridad defensiva y el gran papel realizado por la guardameta local Maddi Alla, el pilar más importante de las barakaldesas para evitar una derrota más dolorosa.

De arranque, las visitantes plantearon una defensa muy agresiva para contratacar el tradicional 6-0 de las barakaldesas. Las ilicitanas comenzaron robando el balón aprovechando las pérdidas locales algo atascadas por la presión en retaguardia de un rival qué en los primeros compases del encuentro, tampoco estuvieron muy acertadas a la hora de finalizar sus ataques.

La igualdad fue la tónica en el primer tercio del partido sin un dominador claro debido al atasco de las líneas ofensivas incapaces de romper las murallas defensivas planteadas por ambos entrenadores y la buena actuación de las porteras, en especial de la guardameta local Maddi Alla, que gracias a sus buenas intervenciones pudo mantener a su equipo dentro del encuentro.

23 Zuazo

24 Elche

Zuazo:
Alba (5), Estibaliz (3), Ainhoa (6), Oihane, Alexandra, Paula (2), Maddi, June (3), Ane, Anne (1), Laura, Bengoetxea (2), Ariane, Nayla, Sladjana (1) y Naia.
Elche:
Ekaterina (3), Patricia, Nicole, Laura (9), María (2), Narcisa, Jennifer (3), Carmen, Ana (2), Keyla, Clara, Ana Isabel (5), Perrine, Lucía, Ángela y Paula.
Parciales cada cinco minutos:
2-2, 4-4, 6-5, 7-5, 9-6, 9-9, (descanso), 11-11, 13-15, 17-18, 20-19, 21-22, y 23-24
Árbitros:
Josep Millán y Jordi Quintanar.

Las fabriles afrontaron el último cuarto de la primera mitad, en ventaja por el marcador fruto de su mayor dinamismo en ataque y una clara mejoría defensiva impidiendo que su rival encontrara cómodas posiciones de lanzamiento. La intensidad de las jugadoras dirigidas por Joseba Rodríguez, les premió con una ventaja de hasta cuatro tantos pero resultó un espejismo toda vez que en el último parcial llegó la reacción de su rival para llegar en igualdad al descanso.

Tras el obligado paso por vestuarios, las ilicitanas no relajaron la intensidad en sus acciones para ponerse por primera vez en todo el encuentro por delante en el marcador pero las locales no se descentraron devolviendo la igualdad al luminoso. El panorama del encuentro cambió a falta de veinte minutos para la conclusión cuando las foráneas en superioridad numérica lograron hasta una ventaja de tres tantos.

El resto de este segundo periodo deparó un constante intercambio de tantos en ambas porterías con todo por decidir. Fruto de los nervios mostrados por ambos conjuntos, el Zuazo fue capaz de mantener la cabeza más fría para volver adelantarse en el luminoso. Los último diez minutos del encuentro y con todo por decidir, las ilicitanas hicieron valer su contraataque para cobrar una nueva ventaja contrarrestada por las vizcaínas conscientes de su delicada situación clasificatoria.

El último parcial deparó un final no apto para cardiácos con alternativas en el luminoso, donde los nervios se adueñaron de ambos equipos incapaces de mantener la cabeza fría conscientes de lo mucho que había en juego. Finalmente, el Elche con dos recuperaciones traducidas en goles a la contra resolvió el marcador que prolonga la mala racha de un Zuazo en horas bajas.

Temas

Elche

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos