El Zuazo paga muy caro sus errores

El cuadro baracaldés sufre una nueva derrota, en esta ocasión ante un recién ascendido con solo cuatro puntos

ÍÑIGO SÁNCHEZ LUNA

El Zuazo volvió a tropezar en la misma piedra y pagó sus errores con una derrota frente a un Morvedre, muy necesitado de puntos. Las valencianas, recién ascendidas, llevaban seis jornadas sin conocer la victoria con solo cuatro puntos en su casillero y penúltimas clasificadas.

El encuentro se caracterizó por la igualdad y alternativas del marcador. Si bien un buen final de la primera parte de las locales parecía presagiar un tranquilo segundo periodo, pero resultó todo lo contrario con un conjunto valenciano que no bajó los brazos y su ambición obtuvo la recompensa de dos valiosos puntos.

El partido comenzó de manera muy igualada, aunque fueron las visitantes la que tomaron el mando para ponerse por delante en el marcador, pero con ventajas que no superaban los dos tantos. La igualdad no tardó en imponerse de nuevo.

La tónica no varió durante el resto de la primera parte, donde cada gol era respondido de inmediato en la otra portería. Bien es cierto que las locales no estuvieron muy acertadas en ataque, ni tampoco en defensa: los desajustes permitieron a su rival mantenerse en el encuentro.

En los cinco últimos minutos, las locales reaccionaron para tomar el mando. Cogieron ventaja en el luminoso gracias a su evidente mejoría en la retaguardia y una óptima selección en el lanzamiento. Todo ello se tradujo en un parcial de 5 a 1 que les permitió tomar el camino de los vestuarios con una renta de dos tantos para dejar las espadas en alto para el segundo periodo.

En la reanudación, los nervios por la igualada situación y lo mucho en juego provocaron muchos errores por parte de ambos equipos. Regresó la igualdad. Cuando el panorama estaba más oscuro, dos tantos consecutivos de las baracaldesas encendieron las alarmas en el banquillo visitante, que solicitó un tiempo muerto para corregir errores.

Los buenos minutos en ataque de las fabriles les permitieron contener la reacción de las valencianas para mantenerse por delante en el marcador pero sin abrir una brecha definitiva dejando todo por resolver en el último tramo de un intenso e igualado partido. Las visitantes no bajaron los brazos hasta ponerse a un solo tanto de desventaja a falta de cinco minutos para la conclusión.

Atasco en ataque

Con todo en el aire, las valencianas se colocaron por delante en el marcador y aprovechó un atasco en ataque de las jugadoras dirigidas por Joseba Rodríguez. Finalmente, las locales pagaron sus errores con una derrota inesperada fiel reflejo de una temporada irregular. La próxima cita será el 16 de febrero con una complicada visita al Guardés, tercer clasificado.