Balonmano

Amaia González: «Estaré muy justa para llegar a la Copa de la Reina»

Amaia Gónzalez durante su visita a sus compañeras./ZUAZO
Amaia Gónzalez durante su visita a sus compañeras. / ZUAZO

La extremo del Zuazo sigue avanzando en su recuperación tras lesionarse de gravedad hace cuatro meses y no sabe si podrá ayudar a su equipo en la competición copera que se disputará en Barakaldo

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

Amaia González de Garibay sigue dando pasos en su recuperación tras lesionarse de gravedad el pasado mes de octubre en el partido ante el Castellón. La guerrera del Zuazo ha estado visitando a sus compañeras en Barakaldo y ha pisado el gimnasio y la piscina del Polideportivo de Lasesarre. La pucelana ha acompañado al equipo durante los entrenamientos pero aún no puede pisar la pista, hasta que no reciba el visto bueno del médico que la operó.

A pesar de que han pasado cuatro meses, la jugadora del cuadro vizcaíno aún recuerda aquel fatídico día en el que decía adiós a la temporada. «Sí, me acuerdo aunque no sea agradable. Cuando sucedió, hace 4 meses, lo primero que pensé es si iba a ser algo grave. Fue una contra normal que culminé con un salto y al caer noté como la rodilla se me iba. Fue mi primera acción saliendo del banquillo. Igual no estaba preparada para ese aterrizaje. Pensé que al día siguiente no podría entrenar, ya con la selección que se concentraba para el europeo de Francia. Pero al día suguiente lo que sucedió fué que el doctor Flores, de la federación, me intervino de urgencia en Madrid para reparar el daño», recordó.

Desde la operación de rodilla, Amaia González trabaja a diario para fortalecer su rodilla y poder volver a la pista en las mejores condiciones. Aunque la extremo está cumpliendo los plazos, cree que aún le quedan varios meses para volver a estar a disposición de su entrenador. «Creo que pese a llevar bien mi recuperación, las cosas no van tan rápido como querríamos porque los plazos deben respetarse y me faltan de 2 a 3 meses para estar bien. Hago piscina, gimnasio y trato de ejercitar mucho la rodilla con la movilidad primero y luego fortalecer la zona para no perder musculatura. En breve debo volver a revisión con el médico que me operó y él me dirá si puedo pisar pista y correr. De momento todo está muy controlado», explicó.

La pucelana tiene la mente puesta en al Copa de la Reina, que este año la organiza su club en Barakaldo a finales de abril, aunque no sabe si podrá llegar a tiempo para ayudar a su equipo. «Estaré muy justa para llegar a la Copa de la Reina. Cuando me lesioné empecé a pensar en los plazos y veo que quizá no pueda ayudar en la pista, pero puedo vivir la Copa de otras muchas maneras y sentirme una más del equipo. Ojalá pueda jugar minutos y meter algún gol, pero uff, no sé si llegaré», confesó.

Reconducir la situación

Desde su lesión, Amaia González es una de las mayores aficionadas del equipo y sigue a sus compañeras en cada partido, aunque reconoce que se ha entrado en una dinámica que hay que cambiar. «En muchos partidos que tenemos controlados, incluso ganados, no tenemos la confianza para rematarlos por nervios y madurez. Nos falta tranquilidad y lleva sucediendo durante mucho tiempo. La verdad es que hemos tenido resultados muy crueles. Y con ello a veces incluso los equipos rivales se aprovechan. Saben que el 70 % de nuestra plantilla es debutante y no nos conocen. Por ello se benefician de nuestros puntos débiles», reconoció.

A pesar de los malos resultados, la extremo zuazotarra confía en que la situación se reconduzca por el buen camino. «Yo veo que el equipo va a más y creo que estos errores de juventud acabarán no resultando tan decisivos. Seguro que haremos una segunda vuelta mucho mejor. En todos los partidos al límite nos salió cruz, pero a poco que mejore nuestra confianza ganaremos. Éste es un equipo de futuro y un proyecto para medio-largo plazo. Cuando llegamos al inicio de temporada veía a muchas de mis compañeras con cara de no creerse estar en un equipo de élite. Éso es un lastre que pasa factura, pero con eljuego que tenemos, podemos ganar a cualquiera», matizó.

De hecho, la pucelana espera que su equipo escale posiciones en la tabla en la segunda vuelta. «Estoy convencida que con un poco más de confianza terminaremos con nuestro maleficio como locales y podremos ir hacia posiciones más tranquilizadoras. La liga está muy igualada y en cuanto un equipo gana dos partidos seguidos escala varias posiciones. Además creo que hay equipos que van a pinchar y no podrán mantener su ritmo de juego como hasta ahora. Ojalá suceda y demos la vuelta a la situación que estamos viviendo. Y en la copa puede pasar de todo. Nos queda tiempo para mejorar y dar la sorpresa contra quien sea. Que nadie nos descarte porque igual damos la sorpresa y nos plantamos en la final», sentenció.

Tras pasar unos días en Barakaldo, Amaia González de Garibay regresará a Valladolid y el sábado volverá a vibrar con su equipo en una de las salidas más complicadas de la temporada, el Mecalia Atlético Guardés, tercero en la tabla.