Balonmano

La Copa, un éxito para Barakaldo

Las gradas de Lasesarre estuvieron repletas durante toda la competición femenina. /LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Las gradas de Lasesarre estuvieron repletas durante toda la competición femenina. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Lasesarre logró el primer lleno de su historia y clubes, patrocinadores y aficionados elogian la organización del Zuazo

A la altura. La celebración de la XL Copa de la Reina en Barakaldo quedará para el recuerdo por ser un éxito en cuanto a organización y repercusión mediática. El evento, que recalaba por primera vez en Bizkaia de la mano del Zuazo, ha dejado un inmejorable sabor de boca en aficionados, jugadoras y miembros de los clubes participantes, pese a que solo uno, el Super Amara Bera Bera, pudo amarrar el botín deseado tras doblegar al Aula Valladolid en la final del domingo.

El conjunto rojinegro fue apeado a las primeras de cambio por el Elche, pero ese revés no fue impedimento para que las chicas de 'Jaito' y toda la familia fabril disfrutaran al máximo de la competición. La entidad de la Margen Izquierda ha dejado el listón alto. Por un lado, en la cancha, durante los tres días que duró la fase final. Y también en las redes sociales, donde se han sucedido los elogios a la organización; se ha destacado la respuesta del público y la idoneidad de las instalaciones de Lasesarre para acoger grandes citas deportivas.

Entre las felicitaciones destaca la del presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Javier Blázquez. El dirigente calificó esta edición como «la mejor de la historia», y subrayó que «marca el camino a seguir en futuras celebraciones».

Un ambiente impresionante

Por su parte, el presidente del Zuazo, Aingeru Astorkiza, subrayó en declaraciones a El CORREO, el «duro» trabajo realizado por los casi 80 voluntarios que, divididos entre la pista y la Fan Zone situada en la Herriko Plaza, hicieron posible que la fiesta del balonmano se desarrollara sin ningún incidente. El máximo dirigente rojinegro puso en valor la afición al balonmano femenino, un deporte que «con menos recursos y menos publicidad que el masculino» está igualando el potencial. Astorkiza se refiere a los 7.750 espectadores que abarrotaron Lasesarre, doblando la cifra de asistentes –4.000– que registró la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Cuenca del pasado 7 de abril en Alicante.

2.800 espectadores hubo en la final del domingo, 2.650 el sábado y 2.300 el viernes

De hecho, la Copa ha marcado un antes y un después en la historia del pabellón baracaldés. Se han superado la expectativas. «Sabíamos que iba a haber gente, pero nos ha impresionado el ambiente», confesó el presidente rojinegro. Sin duda, el momento cumbre fue la final disputada entre el Bera-Bera y el Valladolid, una cita que colgó por primera vez el cartel de no hay entradas en Lasesarre.