Liga Día

El Valencia mide el estado de ánimo del Lointek Gernika

El Valencia mide el estado de ánimo del Lointek Gernika

Dietrick jugará hoy su último partido con las vizcaínas ante un rival «que destaca por su bloque», admite el técnico Mario López

JUAN PABLO MARTÍN

La EuroCup Women ya es historia, pero habrá que ver si la dura derrota ante el Galatasaray en la vuelta de los dieciseisavos tiene consecuencias en la Liga Dia. El Valencia mide hoy (19.15 horas) el estado de ánimo del Lointek Gernika en el pabellón municipal Fuente de San Luis. Será el último partido que juegue Blake Dietrick con la escuadra gernikarra. Su contrato era hasta diciembre porque quiere tener un descanso antes de volver a la WNBA después de cerca de un año sin parar de competir, y lo prolongó un par de semanas. «Será una baja importante a nivel defensivo, de contragolpe y de actitud en la pista. Ha sido una jugadora clave», destacó el técnico de la villa foral, Mario López.

La directiva ya trabaja en la incorporación de una nueva jugadora que la pueda sustituir. «La que venga no será igual, pero espero que nos ayude», añadió. Para el duelo frente a las valencianistas recupera a Nacickaite y también a Roundtree, aunque la norteamericana llegará el mismo sábado de Estados Unidos y es probable que tenga pocos minutos.

Con un día para preparar el choque, el Lointek Gernika se mide al quinto clasificado de la competición doméstica que ha ido a más a lo largo de la temporada. «Tuvo un inicio duro contra los dos más grandes y ante nosotros cayó en la prórroga en Gernika, pero el resto de partidos los ha sacado adelante», señaló.

Viejas conocidas

Además del aspecto psicológico, también habrá que ver cómo responden las vizcaínas desde le punto de vista físico tras el esfuerzo realizado en Estambul y el viaje de ayer directo a la capital del Turia. Entrenaron por la tarde y hoy por realizarán otra breve sesión de tiro para testar sensaciones.

«Tenemos un compromiso muy duro y habrá que ver cómo ha afectado al equipo la derrota del jueves. Hay que ser capaces de competir en un duelo que se presenta igualado y al que hay que llegar al final con opciones», añadió.

Las dirigidas por Rubén Burgos destacan «por su bloque». «Cuentan con ocho jugadoras de nivel entre las que puede aparecer cualquiera cuando otras no estén acertadas». Entre ellas hay dos viejas conocidas de la afición de la villa foral, Gómez y Pina, que muchas veces llevan el peso del equipo, «pero tampoco podemos descuidar a Davis y Brown, que han ido a más a medida que transcurría la competición». Abalde o Tirera también tienen su peso, sobre todo la pívot de Mali. «Es muy fuerte en el rebote y cuenta con buenos movimientos de cara al aro. En Maloste fue un quebradero de cabeza para nosotros», concluyó.

 

Fotos

Vídeos