Eurocup: Girona 80-57 Lointek

Tropezón para comenzar

Mazinonyte trata de evitar que Colhado se gire dentro de la zona./EUROCUP
Mazinonyte trata de evitar que Colhado se gire dentro de la zona. / EUROCUP

El Lointek Gernika naufraga frente al Girona por su escaso acierto en el tiro y la calidad de un rival ambicioso en la EuroCup

JUAN PABLO MARTÍN

Había que hacer muchas cosas bien para plantar cara al Spart Citylift Girona, pero no se hicieron y se pagaron las consecuencias. El arranque del Lointek Gernika Bizkaia en la fase de grupos de la EuroCup Women resultó un naufragio en el pabellón Fontajau. Las vizcaínas siguen sin poder ganar en la pista catalana frente a un rival ambicioso que tiene muy pocas fisuras. Es uno de los grandes y hace falta demasiada concentración para poder plantarles cara. No solo eso. También acierto en el tiro, algo en lo que las gernikarras volvieron a estar por debajo de lo que se les presupone. La precipitación hizo el resto. Las dirigidas por Mario López llegaron a estar a nueve puntos de sus rivales y dentro del partido en el inicio del tercer cuarto, pero no consiguieron agarrarse a él y todo se fue al traste.

Hampton hizo mucho daño desde todas las posiciones, no fueron capaces de parar a Colhado en la pintura y Buch estuvo inspirada desde la larga distancia. Ellas tres junto a Murphy fueron las piezas claves de las catalanas. Acabaron con dobles dígitos. Es igual que Reisingerova no tuviera su día y terminara eliminada por faltas personales, casi siempre hay otra jugadora que aparece para amargar el día al equipo rival.

80 Girona

Spar Citylift Girona: Boch (17), Martínez (5), Murphy (11), Hampton (19), Colhado (18) -cinco inicial- Palau (7), Reisingerova (1), Oma y Martín.

57 Lointek

Lointek Gernika Bizkaia: Vanderwal (1), Dietrick (4), Gwathmey (8), Mazionyte (9), Berezhynska (15) -cino inicial- Ariztimuño (3), Díez (12), Molina (3), Pascua (2).

Parciales
18-12, 19-16 (37-28), 21-14 (58-42), 22-15 (80-57).
Árbitros
Lopes (POR), Unsworth (ING), Dominique (GIB). Eliminaron a Reisingerova.

Tampoco facilitó las cosas que Gwathmey cometiera tres faltas personales en el primer cuarto y no regresara hasta la segunda mitad. Pero entonces todavía las gernikarras estaban bastante frescas en defensa y pudieron frenar en parte las acometidas de sus rivales. En ataque hubo bastantes más complicaciones porque no se consiguieron madurar las jugadas y los tiros no entraron. Berezhynska lo intento desde fuera en varias ocasiones, pero tuvo que ser dentro donde obtuviera los mayores rendimientos.

Con vida

En el segundo acto, López buscó alternativas como la defensa en zona, pero la ventaja de las de Eric Suris comenzó a crecer sobre todo por la diferencia en el acierto. Mazinonyte percutió más dentro y pudo sacar varias faltas, las lecturas fueron mejores y más pausadas al final y Naiara Díez logró el primer triple a falta de tres segundos para la conclusión. Los nueve puntos de desventaja invitaban al optimismo a nada que se mejorara la faceta ofensiva tras la reanudación.

Gwathmey volvió a pista y la rebajó a siete. Hubo incluso alguna opción de que fuera inferior pero volvió la precipitación. El técnico gernikarra paró el juego y pidió a sus jugadoras que se agarraran al choque. Pero no pudieron. Apareció Buch y su acierto desde la línea exterior que dio demasiado aire a su equipo. Y con el viento de cara el Girona comenzó a navegar con las ideas mucho más claras. En el último cuarto resultó imposible la reacción. Las catalanas casi siempre encontraron el camino correcto y su ventaja se disparó.