Naiara Díez - Gernika

«Cuando pase el tiempo nos daremos cuenta de la gran temporada que hemos hecho»

La escolta y capitana del conjunto de la villa foral en primer término tras la eliminación. /MAIKA SALGUERO
La escolta y capitana del conjunto de la villa foral en primer término tras la eliminación. / MAIKA SALGUERO

La capitana del Gernika lamenta resignada la eliminación del play-off pero se muestra satisfecha con el trabajo general de toda la campaña. «Ha sido de notable»

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Cualquier derrota duele, escuece, pero en plena lucha por el título se nota aún con más intensidad. Eso fue lo que le sucedió al Gernika este miércoles, al caer derrotado en casa frente al Valencia en el partido decisivo de las series de cuartos de final de la Liga Dia. Un adiós a la temporada que ya en soledad se transforma para sus protagonistas en infinidad de preguntas sin respuestas, lamentando tiros o decisiones erradas y pensando en cómo hubiera podido cambiar el guión. «He dormido poco y mal», reconocía horas después de la derrota a este periódico la capitana del conjunto vizcaíno, Naiara Díez. «Es imposible estar bien ahora». 

Calcando casi las palabras de su técnico, para ella el partido ante el conjunto taronja fue «el peor de la temporada». «Era el día de hacerlo perfecto para ganar, pero no nos salió el juego que queríamos, ni estuvimos al nivel que requería en defensa. Ellas supieron taparnos muy bien y además estuvimos muy desacertadas en el triple, que es lo que nos suele dar un poco más de alas». Personalmente no terminó de encontrar su sitio sobre una pista que conoce a las mil maravillas, «como nos sucedió a todas». «No estuvimos a gusto, ni reboteamos ni corrimos demasiado, y eso nos penalizó. Yo intenté esforzarme y pelear cada balón, apretar los dientes atrás, al igual que el resto, pero aún así no pudimos sacar el partido adelante», asegura, sin buscar ningún tipo de excusa, pese a reconocer que en el vestuario había alguna jugadora «medio griposa».

Un premio, el del play-off, que obtuvieron por un «muy merecido» cuarto puesto en la clasificación liguera, lo que les dio una cierta ventaja, con el factor cancha a su favor. «En el primer partido no sé explicar muy bien por qué no nos salió como esperábamos». Se fueron a Valencia sabiendo que no había otra opción que ganar para seguir adelante. Y lo hicieron. «Allí rozamos la perfección, en cuanto a acierto, defensa y actitud. Y ante casi 5.000 personas, con todo en contra. Eso dice mucho del equipo porque es algo muy difícil de gestionar mentalmente».

Lo del miércoles en Maloste ya forma parte de la historia, aunque la capitana del Lointek cree que lo tendrán muy presente «durante varias semanas» en sus cabezas. «Va a ser difícil de olvidar». Lo que luego quedará en sus adentros, una vez pasado 'el luto', será la satisfacción por haber cuajado en líneas generales una soberbia campaña. «Cuando pase el tiempo nos daremos cuenta de la gran temporada que hemos hecho, de notable», afirma, enunciando acto seguido, orgullosa, varios de los «pasos adelante» que ha dado el club a lo largo de los últimos meses. «Cada año el Gernika se supera. Hemos logrado grandes victorias como contra el Galatasaray, yendo a Turquía donde se nos torció la cosa pero salimos con la moral muy alta. Hemos hecho uno de los mejores juegos de la liga, estando en las primeras posiciones toda la temporada. Hemos sufrido cambios y el equipo se ha mantenido arriba, llegado a play-off, jugado Copa de la Reina... Hay muchas cosas por las que estar satisfechas. Si hubiésemos pasado a semifinales hubiese sido una campaña sobresaliente, pero no ha podido ser y así es el deporte».

A cargar las pilas

En el capítulo de aspectos positivos está para Naiara Díez, cómo no, la afición. «Les doy un gracias enorme, con mayúsculas. Nos han hecho ganar muchísimos partidos», afirmó rotundamente, resaltando la actitud de la grada una vez que se consumó la eliminación del conjunto de la villa foral. «Nadie abandonó y se quedaron a aplaudirnos hasta que no pudieron más. Eso es uno de los valores más bonitos e importantes que tiene Gernika». Seguidores que volvieron a llenar Maloste, «como en las grandes citas y en cualquier partido, juguemos contra quien juguemos. Es un apoyo importantísimo».

Los seguidores del conjunto vizcaíno trataron de animar a las suyas al final del encuentro.
Los seguidores del conjunto vizcaíno trataron de animar a las suyas al final del encuentro. / MAIKA SALGUERO

Un adiós a la competición que les permitirá a todas las integrantes de la plantilla coger aire y recargar las pilas. «Han sido muchos partidos y el cuerpo al final lo nota. Llevábamos sin tener dos días libres... No hemos tenido descanso ni en Navidades», apunta la navarra, quien lleva ya en las filas del Gernika seis temporadas. Ésta que acaba de terminar ha sido especial por haber podido superar todas las expectativas. «Poder dar un paso más en Eurocup te queda ahí».

Ahora el trabajo en la entidad vizcaína pasará de la pista a los despachos, como ya indicó tras el partido ante el Valencia el técnico Mario López. «Les toca a ellos ahora empezar a confeccionar la mejor plantilla para la temporada que viene». ¿Y en ella estará su actual capitana? «Veremos lo que pasa. Yo me siento parte de esta familia granate, una jugadora más de la casa».