Lo más parecido a un accidente

Roundtree trata de marcharse de una rival del Araski durante el derbi de Mendizorrotza. /Igor Martín
Roundtree trata de marcharse de una rival del Araski durante el derbi de Mendizorrotza. / Igor Martín

El Gernika cae con claridad en el derbi ante el Araski, que le somete al marcador más bajo de la temporada, con sólo 48 puntos anotados

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Segunda derrota consecutiva a domicilio cuando se esperaba que el Gernika había rectificado el rumbo, mejorando cada semana en su tarea de reestructuración en la plantilla. Caer en el derbi frente al Araski puede entrar dentro de lo posible, por supuesto. Quedarse en 48 puntos anotados cuesta ya más su digestión. Se trata de la peor producción del año de las de Maloste en un partido en el que, salvo una recuperación tras el 6-0 inicial para colocarse 6-7, todo fue remar contra corriente, con fases de clara inferioridad sobre el parqué de Mendizorrotza.

Nada que objetar a que las vizcaínas doblaran la rodilla tras una actuación que mostró aún notables desconexiones fruto de las alteraciones en su roster. Dietrick ya no está y da la sensación que durante muchas fases del juego el equipo aún la busca. En su lugar aparecen Banham y Nacickaite, jugadoras de pedigrí que aún deben certificar su mejor forma y el entendimiento de lo que un ayer desesperado Mario López plantea en la pizarra. Muy parecido a lo que sucedió la víspera en la final de la Copa Princesa, las alavesas se marcaron como prioridad morder atrás, correr y, sobre todo incomodar con sus marcas zonales y el cerrojazo a cal y canto impuesto para evitar que la ucraniana Berezhynska recibiera balones. Un éxito el planteamiento de Made Urieta.

71 RPK Araski

García (14), Dramm3h (6), Van del Alde (11), Edwards (21)y Diallo (4) –equipo inicial–; Roberson (8), Pardo (7), Estebas, Molinuevo, Bedia, Murua.

48 Lointek Gernika Bizkaia

Vanderwal (1), Nacickaite (3), Gwathmey (12), Roundtree (13)y Berezhynska (2) –equipo inicial–; Mazionyte (1), Banham (8), Pascua 82), Ariztimuño (6), Díez.

Parciales:
19-14, 13-12 (32-26), 15-11 (47-37), 24-11 (71-48).
Árbitros:
López lecuona, Pinela, Martínez Estopiñán. Eliminada, Roberson.
Incidencias:
Gran entrada y excelente ambiente en Mendizorrotza en un derdi de la Liga Dia que sirve como ensayo para la cada vez más cercana disputa de la Copa de la Reina a final de mes.

Salida en falso de las gernikarras y tiempo muerto necesario tras cuatro ataques recibidos y un 6-0 en menos de tres minutos. Volvió el quinteto inicial del Lointek más puesto, anticipando su defensa, con un buen uso de manos sobre el balón, robos y muestras de vida en el rebote en ataque. Tacada devuelta para un 6-7 que acabaría siendo su única ventaja de la tarde. Otro 6-0 en contra y en adelante conatos de recuperación, tira y afloja siempre con el Araski haciendo de banca, la que siempre gana. Edwards era el brazo ejecutor de las locales y sólo Roundtree y Gwathmey llegaban al mínimo exigible en el conjunto vizcaíno.

En el segundo cuarto fueron turnando las de Made Urieta el protagonismo. Cinco puntos seguidos de Van del Alde, omnipresencia de la jugona Roberson, la casta contagiosa de Izaskun García. Apenas tardó el Araski en poner dos dígitos de ventaja (24-14). Intentaba responder el Gernika desde la línea mágica, fabricaba bien el momento, el pase extra acababa habilitando a una tiradora librada. Y agua. Roundtree trataba de reivindicarse ante su exequipo vitoriano, pero era una predicadora en el desierto. Las distancias eran cada vez mayores en el marcador, el juego y la sensación de solvencia de unas y otras.

No era su día

Se resistía a tirar la toalla el Lointek, pero recibió un nuevo revés con otra salida en falso tras el descanso. 8-0 para llevar el ábaco a un 40-26 ya más que inquietante, aunque quedara un mundo. La capacidad para anular las líneas de pase era una constante. Vanderwal, Banham y Ariztimuño se veían bloqueadas y no encontraban otra salida que pupular en torno a la línea de tres. El primer balón que le llegó a Berezhynska con opción de anotar fue en el minuto 25. Parecía poder minimizar el castigo el Gernika, pero no era su día. Cuatro tiros libres seguidos fallados (Nacickaite y Berezhynska) con 42-33 contrastaron con los aciertos de García, Edwards y Roberson, a quienes su unió Pardo en la recta final.

Las de Mario López estaban groguis, pero siguieron buscando el oxígenos necesario para pensar y reaccionar. Se acercaron por último vez (47-41) antes de asistir a la cara y cruz del juego. El Araski lo enchufaba todo y la desesperación llevaba a las de Maloste a no anotar. 24-7 en el sprint con un 1 de 19 en triples que explica mucho de los sucedido en un derbi teñido de verde vitoriano.

Las claves

1 de 19
Con este porcdentaje desde la línea de tres es materialmente imposible tener opciones de ganar un partido. Es lo que le ocurrió a un Gernika que también suspendió en el cómputo de tiros de campo, con varias jugadoras sin fortuna ni puntería: Vanderwal 0 de 4, Nacickaite 1 de 9, Berezhynska 1 de 5.
Falta de creatividad
La sombra dejada por Dietrick sigue siendo demasiado larga. El equipo se había acostumbrado a su batuta y ahora le cuesta identificar lo que plantean sus sucesaoras en el puesto de base. Los rivales lo saben y ponen precio a cada posesión vizcaína.
Pese a la derrota, el Lointek Gernika continúa tercero en solitario en la tabla de la Ligia Dia. Por arriba ve en lontananza a cuatro victorias al Avenida y Girona y siente tras él la proximidad del La Seu y Valencia, a uno y dos triunfos, respectivamente.
La línea de castigo
Once puntos dilapidados desde la línea de tiros libres son muchos, demasiados, causa para perder un partido. No ayer, pero sí en otras ocasiones.