El Lointek Gernika mira al frente

La plantilla del Lointek Gernika Bizkaia para la temporada salvo Blake Dietrick, que llegará la próxima semana, se presentó en la Casa de Juntas de la villa foral. /IGNACIO PÉREZ
La plantilla del Lointek Gernika Bizkaia para la temporada salvo Blake Dietrick, que llegará la próxima semana, se presentó en la Casa de Juntas de la villa foral. / IGNACIO PÉREZ

Las vizcaínas cuentan con una plantilla más larga y dinámica que el año pasado para tratar de dar un paso más en los diferentes frentes

JUAN PABLO MARTÍN

Un paso más con respecto al año pasado. Ese es el objetivo del Lointek Gernika Bizkaia de cara a la temporada que se abrirá con la Liga Dia dentro de un par de fines de semana en Zaragoza. No será nada sencillo porque las vizcaínas van a tener abiertos otra vez más frentes que la competición doméstica. En esta ocasión han accedido directamente a la fase de grupos de la EuroCup Women lo que ha supuesto un ahorro de energía y una pretemporada más sosegada, pero el listón en la competición continental está alto porque el año pasado ya pasaron a la segunda fase e hicieron historia. Tampoco hay que olvidar la Copa y las semifinales que alcanzaron en el polideportivo de Mendizorroza. Acceder al play-off por el título parece algo más asequible visto su pasado más reciente en la máxima competición nacional. «El objetivo es mejorar lo de la campaña pasada o por lo menos igualarlo», destacó su presidente Gerardo Candina.

Con un presupuesto similar –entorno a los 600.000 euros– la escuadra que dirige Mario López ha emitido muy buenas sensaciones a lo largo de los cuatro encuentros que ha disputado hasta el momento. El técnico está satisfecho con los fichajes y las renovaciones que han realizado porque le permite acercarse mucho a las señas de identidad que quiere imprimir, «con un cinco muy agresivo e intenso». «La plantilla es diferente a la del año pasado. Está más acorde a lo que hemos buscado siempre; trabajo defensivo y generosidad. Aunque no tenemos tanta altura en la pintura, en ataque disponemos de pívots más dinámicos que cuentan con más recursos, y en eso hemos dado un paso adelante», manifestó.

Las cinco incorporaciones aúnan una mezcla de veteranía y juventud, de las que tres de ellas son perfectas conocedoras de la liga, por lo que ha resultado bastante más sencilla su aclimatación y acoplamiento. A la experiencia e intensidad de la base Gaby Ocete hay que sumarle las ganas de progresar que tienen Belén Arrojo y Nogaye Lo, que ya han coincidido con el técnico gernikarra en las categorías inferiores de la selección española por lo que conocen a la perfección su forma de trabajar, y que quieren ganar protagonismo y evolucionar en un equipo que les va a permitir hacerlo.

Por encima de lo esperado

Wojta y Milic jugaron juntas el año pasado en Italia, «lo que hace que la conexión entre ellas exista como ya se ha visto en pretemporada. Todas están rindiendo por encima de lo esperado», añadió López. La única que queda por incorporarse a la plantilla es Blake Dietrick que el pasado domingo acabó su campaña en la WNBA con los Seattle Storm y a la que se espera para principios de la semana que viene una vez ultime los trámites necesarios para poder realizar la campaña completa con la escuadra granate.

El equipo

BASES
Gaby Ocete e Itziar Ariztimuño
ESCOLTAS
Blake Dietrick, Juana Molina y Naiara Díez
ALEROS
Julie Wotja y Belén Arrojo
ALA-PÍVOTS
Margaret Roundtree y Gyntare Mazionyte
PÍVOTS
Nikolina Milic y Nogaye Lo Sylla
Cuerpo técnico
Mario López, Txutxi Solar y Lucas Fernández

La de Massachusetts regresa después de que el año pasado dejara un gran sabor de boca por su juego y entre la afición hasta su marcha en enero. «Estamos muy contentos de que pueda estar toda la campaña y ojalá repita los números de la anterior», añadió. Después de nueve meses lesionada, el Lointek Gernika también ha recuperado a Juana Molina, «que se puede considerar como un fichaje», y que ya ha dejado muestra de las ganas con la que afronta la competición.

El equipo ha ganado más calidad en las rotaciones e incluso la polivalencia de algunas de sus jugadoras

La renovación del resto de la plantilla también ha ahorrado trabajo a la hora de la asimilación de los sistemas. El equipo ha ganado más calidad en las rotaciones e incluso la polivalencia de alguna de sus jugadoras «como Arrojo que en un momento dado puede jugar de cuatro nos va a permitir compensar el equipo sobre todo pensando en EuroCup», afirmó.

En buena línea

En una pretemporada corta pero intensa, el crecimiento experimentado ha sido rápido. «Estamos en una buena línea y las sensaciones son positivas, pero no podemos dormirnos», reconoció López. El técnico quiere que su equipo llegue lo más compactado posible al primer partido «porque se me antoja que un buen arranque será muy importante».

Todas las plantillas de la Liga Dia se han reforzado mucho y equipos que otras temporadas estaban llamados a estar en la parte media o baja de la tabla han ganado enteros, por lo que la exigencia será máxima en cada encuentro. «Incluso los recién ascendidos han confeccionado bloques sólidos», apuntó. En la cita continental el entrenador gernikarra ve factible estar en la segunda fase a pesar de que el sorteo no fue nada benévolo y el Perfumerías Avenida cayó en su grupo. «El UNI Gyor húngaro al que ya nos enfrentamos el año pasado y les conocemos y nosotros lucharemos por la segunda plaza», concluyó.

Nogaye Lo, Gaby Ocete y Julie Wojta, tres de las nuevas caras nuevas del equipo.
Nogaye Lo, Gaby Ocete y Julie Wojta, tres de las nuevas caras nuevas del equipo. / IGNACIO PÉREZ
Nogaye Lo
Pívot

«Mejorar cada día con Mario López está asegurado»

Cuando recibió la llamada del técnico del Lointek Gernika para comunicarle que estaban interesados en tenerla en su plantilla esta temporada Nogaye Lo Sylla no se lo pensó «ni un segundo». «Tenía muchas ganas de venir y estoy muy contenta de estar aquí», reconoce la pívot mallorquina. Conocía al entrenador tras trabajar con él en las categorías inferiores de la selección española y sabe que «mejorar cada día con Mario López está asegurado». Ese es el objetivo que se ha marcado a sus 23 años en su quinta temporada en la Liga Dia. La posibilidad de estrenarse en la EuroCup Women también fue un aliciente para ella. «Estoy con muchas ganas de empezar y disfrutar esa competición tan divertida», destaca.

La campaña pasada jugó en La Seu d'Urgell y lo que más le ha llamado la atención en las tres semanas que lleva viviendo en la villa foral es «el ambiente que registra la localidad en sus calles. En el municipio catalán estuve muy bien pero era bastante más tranquilo. Aquí hay más gente a lo largo de toda la semana y eso crea buena energía», apunta. Le gusta conocer cosas del entorno donde reside durante unos meses y, aunque admite que todavía le falta mucho en el caso de la localidad vizcaína, «ya me han explicado la historia del Árbol de Gernika».

Es estudiante de diseño de interiores a distancia aunque reconoce que le resulta complicado compaginarlo con el baloncesto. «Pero como la liga acaba 'pronto' cuando llego a Mallorca me pongo a ello», destaca. También invierte su tiempo libre en ver series «y leer un poco».

Gaby Ocete
Base

«Me he encontrado con personas que son un diez»

Para Gaby Ocete, el Lointek Gernika será el séptimo equipo del baloncesto de élite en el que milita. A sus 31 años, esta mallorquina tiene experiencia a la hora de la aclimatación pero se ha visto sorprendida por en buen ambiente que se ha encontrado. «Me habían hablado muy bien, pero ahora que lo vivo desde dentro he comprobado que hay grandísimas personas, que en el fondo es lo que valoras. Me he encontrado con personas que son un diez», relata.

Inquieta por naturaleza, la base no solo juega en España sino que aprovecha que la Liga Femenina termina pronto para disputar otras como la de Argentina, Ecuador o Paraguay. «Yo no pudo estar cinco meses parada porque me pongo muy nerviosa, para cuando pasa uno quiero volver a jugar y en estos países las competiciones son cortas», apunta. Es un tipo de baloncesto diferente que también le permite formarse «y eso hace que sea más completa». Se define como una «apasionada» del maquillaje en sus ratos libres y cuenta con una página web en la que narra «mis pequeños secretos». «Me gusta enseñar cosas para los deportistas. Voy haciendo cursos y no descarto que sea una salida de cara al futuro», apunta. Su lema es: 'Lo maravilloso de los sueños es que aveces suceden, por lo que nunca dejes de perseguirlos. En Gernika quiere «seguir creciendo y ayudar en todo lo posible. «Ojalá podamos dar una alegría a los aficionados, que se lo merecen».

Julie Wojta
Alero

«La primera impresión de Gernika ha sido buena»

Hace siete temporadas la estadounidense Julie Wojta decidió cruzar el charco para recalar en el baloncesto europeo. «Me gustaba la idea de conocer diferentes países y culturas porque es una experiencia única que te permite el deporte profesional». Tras dos años en el Namur belga y cinco en la liga italiana, la alero se ha unido el proyecto del conjunto gernikarra en lo que será su primera incursión en la Liga Dia. Admite que todavía conoce poco de esta competición y que «es pronto» para compararla con que ha disputado hasta ahora. Se ha marcado como objetivo ayudar al equipo «a ser mejor» y en sus primeras actuaciones ya lo ha dejado claro.

En el tiempo que lleva en Gernika ha constatado que está cómoda. «La primera impresión ha sido buena al igual que las sensaciones con la gente», destaca la alero de 30 años. Natural de Mishicot –Wisconsin– desde pequeña siempre hizo deporte. Hasta los 18 años también jugó a voleibol y el fútbol americano «que no rugby», puntualiza.

Le gusta mucho la naturaleza, por lo que cuando no juega ni entrena suele «perderse y caminar para conocer sitios nuevos. Aquí estoy disfrutando mucho de los paisajes». También ha comenzado a conocer más cosas sobre el municipio en el que reside «y la historia relacionada con el cuadro de Picasso». Otra de las cosas que ha llamado su atención ha sido la arquitectura y el tipo de edificios que se ha encontrado en la villa foral. Incluso se ha sorprendido de ver «palmeras, un árbol que hasta ahora relacionaba con la costa».