Baloncesto

El Lointek Gernika, sin margen de error

Anna Gómez trata de evitar una penetración de Vanderwal en el partido de Maloste./MAIKA SALGUERO
Anna Gómez trata de evitar una penetración de Vanderwal en el partido de Maloste. / MAIKA SALGUERO

Necesita ganar hoy en Valencia si quiere seguir con vida y forzar el tercer encuentro en el play-off por el título

JUAN PABLO MARTÍN

Todo cambió con la derrota del pasado miércoles en Maloste. El Lointek Gernika perdió el factor cancha y se juega hoy (20.00 horas, Teledeporte) seguir con vida en el play-off por el título frente al Valencia en la Fonteta. Las vizcaínas no tienen margen de error si no quieren ver como se acaba la gran temporada que han realizado. La presión es para las visitantes en un pabellón que presentará una gran entrada y frente a un conjunto crecido después de salir con vida de la villa foral que no quiere dejar pasar la oportunidad que tiene en sus manos.

Mantener la concentración durante los cuarenta minutos será una de las claves de la contienda. En el primer enfrentamiento las gernikarras se difuminaron en el último cuarto y pagaron las consecuencias, por lo que ya saben como se las gastan las dirigidas por Rubén Burgos. «Tenemos que mejorar los porcentajes de tiro y recuperar la mejor versión de algunas de nuestras jugadoras porque ha quedado claro que las últimas incorporaciones no nos dieron la energía necesaria, a pesar de que el resto lo intentaron con todas sus fuerzas en el primer encuentro», apuntó el técnico gernikarra, Mario López.

Hay que agarrarse a un clavo ardiendo y jugarse todas las bazas. La incógnita reside en saber qué versión del Lointek Gernika se verá sobre la cancha. Si consiguen la estabilidad necesaria han demostrado que son capaces de tutear a cualquiera. De ser un equipo capaz de generar juego y defender a un buen nivel. Pero para ello precisan «mejorar la defensa en el bloqueo directo, incrementar su presión, y tener una mayor claridad de ideas en ataque», manifestó. Roundtree y Williams deben volver a enchufarse, porque entre ambas solo aportaron una docena de puntos en pasado miércoles y son dos de las pilares del equipo.

El Valencia quiere solventar la eliminatoria frente a su público y «lo intentarán con todas sus fuerzas, por lo que tenemos que poner las mismas ganas que ellas», destacó. Evitar que su base Anna Gómez marque el ritmo del encuentro será una de las consignas para que las posibilidades de victoria de las gernikarras se incrementen. Incomodarla será clave, además de igualar la propuesta física de la línea exterior de las valencianistas. «Necesitamos estar concentradas para que jugadoras como Davis y Pina no tengan opciones claras de tiro», añadió. Además, vigilar a Tirera en la pintura se antoja fundamental. En el primer partido la pívot africana se cargó de faltas enseguida y apenas pudo aportar en anotación, pero esta vez seguro que no comete los mismos errores.

Partido redondo

Los porcentajes de tiro que consiguió el Valencia entonces también tendrán que bajarlos porque en caso contrario todo se puede complicar. «Tuvieron un 66% en tiros de tres y un 51% en los de dos, y así es muy complicado ganarles salvo que tengas un día igual de inspirado», admitió López.

Pero lo que más preocupa al entrenador de la villa foral es que su equipo funcione como tal, y no se descomponga y cada jugadora comience a hacer la guerra por su cuenta. «Para nosotros es una final y en el caso de que el partido vaya a un marcador igualado tenemos que aprender de los últimos seis minutos del otro día. Hay que mantener las compostura y hacer un partido redondo», concluyó.