Baloncesto

El Lointek Gernika se come al Girona

Luci Pascua captura un rebote ante la oposición de Hampton./E. C.
Luci Pascua captura un rebote ante la oposición de Hampton. / E. C.

Las vizcaínas logran un histórico triunfo en Fontajau, en una segunda parte soberbia que les permite seguiren la cuarta plaza

JUAN PABLO MARTÍN

El renacer del Lointek Gernika llegó en el mejor momento. En la cancha más difícil, donde hasta ahora no había ganado nadie esta temporada, las vizcaínas sumaron un triunfo histórico y están por calibrar las consecuencias que puede tener. De momento, mantienen la cuarta plaza de la clasificación a falta de dos encuentros para la finalización de la liga regular, pero la inyección de moral que supone comerse a uno de los grandes de la competición debe tener más beneficios de cara al futuro. Porque las de la villa foral consiguieron levantar la cabeza a base de garra y de concentración, y demostraron que vuelven a ser un conjunto más compacto. Fue la labor de equipo la que hizo hincar la rodilla al equipo catalán que, a pesar de tener una plantilla amplia, acusó el trote de estar en dos competiciones y la ausencia de alguna de sus jugadoras importantes como Colhado.

Pero no por ello se puede restar méritos a las dirigidas por Mario López, que igualaron en intensidad defensiva a sus rivales, cerraron bien el rebote después de algunos partidos, y creyeron en sus posibilidades a pesar de ir doce abajo en algunas fases del segundo cuarto. La mejoría llegó en la segunda mitad y la puntilla en los últimos tres minutos de encuentro.

66 Girona

Spar Citylift Girona: Palau (12), Buch (7), Williams (22), Hampton (17), Reisingerova (2) -cinco inicial-; Martínez (2), Dongue (4), Sánchez, Oma.

72 Gernika

Lointek Gernika Bizkaia: Vanderwal (6), Williams (16), Nacickaite (13), Roundtree (17), Beezhynska (6) -cinco inicial- Banham (9), Mazionyte (2), Ariztimuño (3), Díez, Pascua.

Parciales
23-17, 16-12 (39-29), 15-19 (54-48), 12-24 (66-72).

El Lointek Gernika demostró además que es posible remontar a equipos de semejante calibre si se tiene claridad de ideas y se hace bien las cosas. Se recuperó a Roundtree para la causa tanto en defensa como en ataque, Williams aportó 16 puntos, 5 asistencias y 17 rebotes para un 29 de valoración, pero el resto de la tropa estuvo firme y muy metida en el encuentro, y también aportó su granito de arena.

El arranque fue bueno y se pudo ver un Lointek Gernika más sólido en la pintura, explotando la velocidad y con porcentajes aceptables de tiro. Sin embargo, dejó lanzamientos liberados a sus rivales que les pasaron factura, sobre todo por medio de Williams. En el segundo acto, el Girona aumentó su agresividad y llegó a colocarse con una docena de puntos de ventaja, pero las visitantes no se amilanaron y consiguieron que no rompieran el partido.

El paso por los vestuarios sentó bien a las gernikarras, que igualaron la intensidad de las anfitrionas y comenzaron a reducir la diferencia porque el Girona estuvo algo más espeso en ataque. Arrancaron el último cuarto seis abajo, pero mantuvieron la presión y a las catalanas se les hizo de noche poco a poco. A falta de poco más de tres minutos para el final, un triple de Banham puso a las vizcaínas por delante y a partir de entonces tuvieron la claridad de ideas y el acierto suficiente para certificar la sorpresa.