El Gernika pone la guinda a una gran primera vuelta

Gwathmey es un seguro de vida en los planes de Mario López./Maika Salguero
Gwathmey es un seguro de vida en los planes de Mario López. / Maika Salguero

Por físico, talento y recursos pasa por encima del Mann-Filter zaragozano para asegurar su condición de cabeza de serie en el sorteo de la Copa de la Reina

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Hay partidos que son la crónica de una victoria anunciada. Ayer sucedió en Maloste, cancha habituada al poderío de sus inquilinas. El Lointek esgrimió ante el Mann zaragozano recursos incontestables. Físico y talento combinados para resolver una ecuación que pareció hasta más simple de lo imaginado. Nada como salir en tromba, con confianza, pegada y decisión. Llegar a la decena de ventaja (15-5) en un santiamén convirtió al Gernika en un rival inabarcable para su oponente aragonés. Con el agravante, para las visitantes, de que sus costuras estallaron posiblemente por donde más las habían reforzado con el scouting. Eso suele resultar demoledor.

Porque Gwathmey y Roundtree se pusieron en fila en la cola de facturar canastas de dos después de que Berezhynska martillease con su facilidad triplista. Tres aciertos consecutivos en los primeros balones que pasaron por sus manos. Sólo una capa de maquillaje en el último minuto del primer cuarto evitó los mofletes colorados en las foráneas, que se vieron con un 24-12 en contra antes de aliviarse con un 0-5.

73 Gernika

Vanderwal (4), Dietrick (12), Gwathmey (21), Roundtree (6) y Berezhynska (14) -equipo inicial-; Pascua (2), Ariztimuño (5), Díez (4), Mazyonte (5), Alberdi.

57 Mann

Flores (4), Brown (8), Gimeno (14), Pérez (2) y Dornstauder (4) -equipo inicial-; Hersler (13), Lahuerta, Knight (8), Montoliú (4), Navarro, Hernández.

Parciales
: 24-17, 14-10 (38-27), 17-13 (55-40), 18-17 (73-57).
Árbitros
: Sacristán, López Córdoba, Gómez Hernández. Sin eliminadas.

Pero el mal para el Casablanca ya estaba hecho. En el primer tramo del partido se había jugado directo, largo, vertical y habían recibido un castigo importante. En la segunda etapa se buscó mayor contundencia defensiva. Sí, le pasó factura al Lointek, menos brillante en ataque, pero proporcionalmente cerró su aro a cal y canto permitiendo únicamente 10 puntos que compartieron entre Gimeno, Dornstauder, Hersler y Knight. Las vizcaínas tenían en la menor de sus tallas una propuesta sobradamente ventajosa y todo lo que fuera intercambiar canastas con alguna pequeña ventaja no hacía más que engordar su montón. Y además, sirvió ese lapso para que Mario López viera sobre el parqué el refrendo de sus consignas de contención. Porque en la reanudación, el Mann volvió a recibir un cheque exiguo, trece puntos, para acabar cediendo quince y con todos los pronunciamientos de sentirse ya derrotado.

El trabajo coral del Gernika no evitó que, como siempre, el brillo apuntara a varias de sus jugadoras. Berezhynska (14 puntos y 12 rebotes con una serie triplista de cuatro de siete); Dietrick (12 puntos y 7 asistencias), y una letal Gwathmey que se fue hasta los 21 puntos y 8 capturas. Lo de esta alero es el ejemplo de la superioridad, la autoridad, la decisión. Es un puñal que entra donde más daño puede causar. Con su lanzamiento de media distancia que parece sencillo por su trabajada mecánica de tiro y el descaro con que actúa, a la catapulta que arma en cuanto tiene ocasión o la ventaja que saca cuando aprieta los dientes y busca el camino más directo al aro rival.

Una sabrosa guinda a una gran primera vuelta que incluye como recompensa el tercer puesto en el control liguero de invierno y un puesto de cabeza de serie para el sorteo de la Copa de la Reina. Pinta muy bien todo lo que ocurre en Maloste.