Baloncesto

El Gernika gana y economiza en Lugo

Dietrick recibe la falta de Breedlove./PEDRO AGRELO
Dietrick recibe la falta de Breedlove. / PEDRO AGRELO

Amplía su racha a siete victorias seguidas en una jornada en la que ya se escapó en el marcador a los cinco minutos ante el Ensino lucense

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Un coliderato sólido. No tiene problemas el Gernika para hacer valer su calidad, fondo de armario y estructura de juego a cada paso que da en la Liga Dia, mejor a domicilio que en Maloste, todo hay que decirlo. Su gran virtud es que se pone en marcha cada jornada con las ideas claras, sabedoras las jugadoras de Mario López de que si cumplen con sus normas tienen mucho trecho avanzado con el consiguiente agobio del contrario de turno ante la que le puede caer si las vizcaínas se ponen en modo voraz y engranan un par de marchas extra, que siempre parecen tener en la recámara.

Ayer en Lugo fueron inteligentes y economizaron energía, que la van a ir necesitando según avancen pantallas en la Eurocup Women como es de esperar. Porque el partido duró lo que quiso el Lointek. Desde que asentó su control en el luminoso con un 8-15 que provocó el primer tiempo muerto de las lucenses, el partido careció de retorno. En defensa, además de la actividad en el uso de las manos sobre la portadora del balón, cerró a cal y canto la conexión con la pintura. Ante tanto sufrimiento, el Ensino apeló a tiros forzados. Eso cuando lograba soltar el brazo antes de que la chicharra anunciara el final de la posesión.

65 Ensino

Durán Maquinaria Ensino: Breedlove (9), Regina Gómez (8), O'Dwyer (6), Nyingifa (10) y Miller (6) -equipo inicial-; Calvelo (4), Traore (13) Aliaga (9).

77 Gernika

Lointek Gernika Bizkaia: Vanderwal (11), Dietrick (11), Gwathmey (8), Roundtree (14) y Pascua (6) -equipo inicial-; Ariztimuño, Berezhynska (8), Molina (2), Díaz (6), Mazyonite (11), Christinaki.

Parciales
14-24, 18-26 (32-50), 13-13 (45-63), 20-14 (65-77).
Árbitros
Morales, Alcaraz, Carrera. Sin eliminadas.

El 14-24 con que se cerró el primer acto reflejaba la realidad. La anotación repartida del Lointek auguraba un dominio en adelante incontestable. Con un parcial de 0-5 aumentó el margen hasta los quince puntos (14-29) con sólo once minutos disputados. Imposible, dado lo visto sobre el parqué, que hubiera un giro inesperado del guion. tenía muy claro Mario López que iba a repartir los esfuerzos para salvaguardar esas energías que serán en breve oro en polvo. La séptima victoria consecutiva era un secreto a voces y lo mismo rotaba por algo que no le convencía que ordenaba triples cambios para oxigenar en bloque. Sirvieron, además, para ver lo mejor de Pascua, la autoridad de Roundtree y la omnipresencia al galope de Vanderwal y Dietrick.

32-50 al descanso. Sobraban las palabras y de lo único que se trataba era de no incurrir en una bajada de tensión por sentirse ya ganadoras. Hubo cierta flojera en la puesta en marcha de los dos siguientes cuartos. Nada grave. Pero cuando las de Maloste se vieron ya por encima de la veintena (40-61) sí que cundió cierto estado de relajación y sin correr riesgo alguno el resultado, Traore y Aliaga tiraron de efecto maquillaje para que el castigo pareciera menor de lo que realmente fue.

 

Fotos

Vídeos