El Gernika empieza los exámenes finales

Mario López hablando con sus jugadoras en un tiempo muerto del reciente partido ante el MANN-FILTER.  /CARLOS GIL
Mario López hablando con sus jugadoras en un tiempo muerto del reciente partido ante el MANN-FILTER. / CARLOS GIL

Las vizcaínas arrancan frente al Valencia el play-off por el título en Maloste, «un equipo que ha crecido a medida que pasaba la temporada», advierte el técnico local

JUAN PABLO MARTÍNGernika

Después de firmar una gran temporada toca ratificarlo en los exámenes finales. El Lointek Gernika recibe este miércoles (20.30 horas, Teledeporte) al Valencia en la primera eliminatoria del play-off por el título. Las vizcaínas cuentan con el factor cancha a favor en caso de que fuera necesario el tercer partido.

Aunque en la temporada regular las dirigidas por Mario López saldaron sus dos compromisos contra las valencianistas con victoria, ambos encuentros no valen de referencia para el técnico gernikarra. Entonces estaban Dietrick y Gwathmey en el cinco inicial y las características de juego de las de la villa foral eran diferentes. «Ya no tenemos un tres grande que pueda evitar que nos hagan daño en el poste bajo, por lo que vamos a ver partidos diferentes», manifestó.

El Lointek Gernika actual cuenta con mayor talento ofensivo en el uno contra uno y en el tiro exterior, pero le falta «presencia física en defensa», añadió. Este será uno de los factores a solucionar ante las entrenadas por Rubén Burgos. Pero hay más. «A partir de ahora cada partido es una final, y en este caso se me antoja muy importante el control del ritmo del juego. Cuentan con una base como Anna Gómez que tiene mucha experiencia y que intentará imponer el que les conviene. Hay que conseguir que no pueda hacerlo y que esté incómoda», manifestó López.

El entrenador vizcaíno quiere que sea su equipo el que lleve las riendas de la contienda. «Por ahí pasan una buena parte de nuestras posibilidades, junto con cerrar bien el rebote, aspecto en el que ellas son muy fuertes», dijo. Desde su punto de vista, el hecho de tener el factor cancha a favor «no quiere decir demasiado. Ya se demostró cuando nos medimos a Araski. Se puede volver en contra como perdamos el primer partido en casa», advirtió.

Muy puestos

Por eso considera «muy importante» conseguir el triunfo ante el Valencia. «Si el marcador es muy ajustado tenemos que sacar a relucir la experiencia que hemos tenido durante los últimos años en esta fase donde perdimos tres de los cuatro partidos por tres puntos. Por lo tanto, otro de los aspectos a corregir será el de mantener la concentración a lo largo de todo el encuentro. Lograr una versión sólida como la que dio beneficios en Girona, en parte del choque ante IDK, y durante tres cuartos frente al Mann Filter Casablanca. «Hay que estar los cuarenta minutos muy puestos», señaló.

Necesitan igualar la propuesta de un conjunto rival que «ha ido a más a medida que pasaba la temporada y que tienen una defensa muy intensa». Las valencianistas se están cómodas en partidos con guarismos bajos, algo que no interesa a la vizcaínas. Precisan de una mayor agresividad atrás, «transiciones rápidas y tiros abiertos en ataque». No será fácil porque el Valencia cuenta con una línea exterior muy física en la que destacan jugadoras como Brown, Davis o Bettencourt, y en la pintura está Tirera, «una de las mejores en su posición», concluyó