Liga Día

El Gernika busca el más difícil todavía

Itziar Ariztimuño trata de superar la defensa de Reisingerova en un encuentro anterior./MAIKA SALGUERO
Itziar Ariztimuño trata de superar la defensa de Reisingerova en un encuentro anterior. / MAIKA SALGUERO

Visita esta tarde al Girona con la intención de mejorar sus prestaciones y tutear a las catalanas, que no conocen la derrota en su cancha

JUAN PABLO MARTÍN

La situación se ha complicado para el Lointek Gernika en la última parte de la temporada. El conjunto vizcaíno sigue en la búsqueda de sacar el mayor rendimiento posible a las nuevas piezas que llegaron en la segunda vuelta, pero todavía no ha encontrado la fórmula para ser el equipo que fue en la primera. Esta tarde (18.00 horas, Teledeporte) buscarán el más difícil todavía en el Pabellón Municipal Fontajau frente al Spar Citylift Girona, en su lucha por mantener la cuarta plaza de la clasificación que tendría sus beneficios en el play-off.

Las dirigidas por Mario López se enfrentan a un conjunto catalán que todavía no conoce la derrota en su feudo, y que sigue en la pelea por hacerse con la primera plaza de la tabla a falta de tres jornadas para la conclusión de la temporada regular.

La misión se presenta muy complicada a pesar de que las entrenadas por Eric Suris jugaron la ida de las semifinales de la EuroCup Women el pasado jueves. «Tienen una plantilla larga y de calidad que está acostumbrada a disputar dos partidos por semana, y en la Liga pueden realizar más rotaciones que en la competición continental», destacó el entrenador gernikarra.

Visto el poco tiempo que queda y la situación del equipo, el cuerpo técnico ha tratado de simplificar las cosas en los entrenamientos a lo largo de la semana con el objetivo de que las jugadoras vuelvan a ser un bloque y no predominen las individualidades, como ha ocurrido en los últimos compromisos. «Tenemos problemas en el rebote defensivo y nos hacen canastas con facilidad, por lo que necesitamos ajustarnos y reducir al máximo los errores en la pintura, y sufrir menos en el uno contra uno y en el bloqueo directo», manifestó López.

Cuarto enfrentamiento

En ataque precisan mejorar la circulación de balón para encontrar buenas situaciones de tiro, «algo que los últimos encuentros no lo hemos conseguido». El bajo rendimiento de algunas jugadoras por problemas físicos o porque que ya comienzan a acusar el trote de la temporada tampoco favorece la situación. «La nuevas incorporaciones tampoco son de corte defensivo, y perdimos un tres alto por lo que muchos rivales nos postean», añadió.

Sin embargo, el técnico de la villa foral confía en el equipo pueda mejorar, «gane en consistencia atrás y consiga tomar mejores decisiones en ataque». Les va hacer falta todo ante uno de los dos grandes de la competición doméstica al que nunca han ganado a domicilio. «El año pasado estuvimos cerca. Llegamos a estar tres abajo, pero en el último minuto y medio no nos dejaron atacar», recordó.

Será el cuarto enfrentamiento ante las catalanas esta la campaña. En los dos de la competición europea el Girona no tuvo problemas para llevarse la victoria, mientras que en el choque de Liga que jugaron en Maloste, el Lointek Gernika tuvo opciones hasta el último cuarto «pero algunas decisiones erróneas y fallos nos condenaron».

A pesar de que los última salidas no se han dado bien, las jugadoras «están motivadas» por medirse a un rival de semejante calibre. Están concienciadas de que requieren de su versión estelar y mejorar sus sensaciones para evitar «que la gran temporada que hemos realizado no se diluya al final».