Dulce resaca para el Lointek Gernika en Maloste

Vanderwall supera la presión de Peña en un lance del encuentro./Jordi Alemany
Vanderwall supera la presión de Peña en un lance del encuentro. / Jordi Alemany

Las vizcaínas suman un práctico triunfo frente al Sant Adriá en la Liga Dia 24 horas después de ganar al Galatasaray y siguen en los puestos altos de la tabla

JUAN PABLO MARTÍN

Sin apenas descanso después de haber tocado el cielo en la EuroCup Women ante el Galatasaray, era un incógnita la versión que podía ofrecer el Lointek Gernika frente al Snatt's Femení Sant Adriá en la Liga Dia. Pero las dirigidas por Mario López también superaron el examen en el arranque de la segunda vuelta, que les permite seguir en la parte alta de la tabla. Con el combustible al límite, las vizcaínas lograron un triunfo práctico ante un rival complicado. Fue una victoria de equipo en el que el técnico buscó insuflar aire fresco con las jugadoras de banquillo que respondieron a la perfección.

El trote no pasó factura excesiva. Hubo desconexiones puntuales que permitieron a sus rivales acercarse en el marcador e incluso ponerse por encima, pero el oxígeno llegó al cerebro con la suficiente fuerza como para reaccionar en los momentos claves. Las catalanas dieron la cara y apretaron hasta el final, pero la calidad que atesora la escuadra gernikarra fue suficiente para que no hubiera disgustos.

76 Lointek

71 Sant Adriá

Lointek Gernika:
Vanderwal (9), Dietrick (19), Gwathmey (13), Mazionyte (4), Berezhynska (10) -cinco inicial-; Ariztimuño (8), Nacickaite (10), Díez, Pascua, Anitua.
Snatt's Femení Sant Adriá:
Peña (17), Simmons (22), Dunham (2), Keita (13), Coulibaly (4) -cinco inicial-; Jespersen (11), Ayuso (2), López.
Parciales:
23-17, 19-17 (42-34), 18-22 (62-56), 14-15 (76-71)
Árbitros:
Martínez Prada, García Parejo, González orán. Sin eliminadas.
Incidencias:
Buena entrada en el polideportivo Maloste.

Las dirigidas por Gloria Estopa mostraron desde el inicio su intención de ir a por el choque, y Peña y Simmons comenzaron su particular repertorio anotador que obligó a Mario López a parar el partido para tratar de sujetarlas y que sus jugadoras se asentaran en la cancha. Costó algún minuto más que lo consiguieran y el Sant Adriá llegó a estar seis puntos por encima en el marcador.

La reacción llegó con la salida a pista de Nacickaite que, en su primer lanzamiento, logró el triple que abrió el parcial de 9-0 que endosaron las anfitrionas a sus rivales. Con la situación algo más controlada tras cerrar mejor la pintura, otro lanzamiento lejano de la lituana y la aportación de Gwathmey se cerró el acto. El segundo arrancó de forma parecida al inicial. Simmons siguió a lo suyo sin que nadie pudiera pararla y Jespersen salió del banquillo para aprovechar los despistes defensivos de las vizcaínas, que no consiguieron mantener la regularidad.

Control de la situación

El parcial de 0-8 encajado obligó a López a buscar soluciones porque los ataques eran bastante espesos y las catalanas jugaban muy bien sus cartas. Volvió la inspiración tras recuperar algunos de los síntomas defensivos que les caracterizan y se controló la situación otra vez hasta volver siete puntos arriba a falta de minuto y medio. Un costa a costa de una activa Ariztimuño permitió una retirada al descanso sin urgencias.

Tras la reanudación estaba por ver hasta qué punto el desgaste podía hacer mella. Faltó frescura y acierto en canastas bastante cómodas, lo que facilitó que las visitantes siguieran en el encuentro tras sus buenas lecturas en ataque. Pero el Lointek Gernika fue capaz de dar replica a pesar de ceder su ventaja en el luminoso. En el último capítulo la película tuvo otro final feliz. Se controlaron mejor a las principales piezas del Sant Adriá y un triple de Berezhynska a tres minutos para la conclusión puso una ventaja de 12 puntos que consiguieron gestionarse bien a pesar de algún cortocircuito.

Temas

Bilbao