EuroCup

El campeón fue demasiado

El campeón fue demasiado

El Lointek tuvo el último tiro para forzar la prórroga pero queda apeado de la EuroCup Women ante el Galatasaray

JUAN PABLO MARTÍN

Se acabó la EuroCup Women para el Lointek Gernika. En Estambul. El campeón fue demasiado. Las vizcaínas no pudieron con el Galatasaray, aunque tuvieron el último tiro para forzar la prórroga y silenciar el Ahmet Comert Sports Hall. La aventura continental llegó hasta los dieciseisavos en la segunda tentativa. Querían seguir soñando pero el choque de vuelta frente a las dirigidas por Efe Guven fue una pesadilla. A estas alturas de la competición la exigencia es máxima y las concesiones se pagan caras. A pesar del mal sabor de boca hay que quedarse con la gran actuación de las gernikarras en la cita europea y acumular experiencia de cara a otras ocasiones.

Estaban advertidas de lo que les esperaba, pero se quemaron en el infierno turco por no estar acostumbradas a gestionar este tipo de situaciones. El Galatasaray jugó sus bazas a la perfección y se llevó un partido que siempre tuvo bajo control. Las de la villa foral no fueron el equipo intenso de hace siete días en Maloste y vivió de la diferencia de 15 puntos que consiguió entonces. Estuvo superado por la situación y en el primer cuarto se dejó gran parte de sus opciones. No supieron contener la avalancha que supuso el juego de sus rivales desde los primeros instantes. Porque las anfitrionas salieron en tromba conscientes de que tenían que remontar y en los primeros diez minutos prácticamente lograron.

76 Galatasaray

Galatasaray: Alben (7), Jefferson (8), Grigalauskyte (10), Adbi (18), Macaulay (19) -cinco inicial-; Atas (5), Onar (3), Gokdemar.

58 Lointek

Lointek Gernika: Vanderwal (10), Dietrick (14), Gwathmey (9), Mazionyte (5), Berezhynska (16) -cinco inicial-; Pasuca 81), Díez (3), Arzitimuño.

Parciales
25-12, 19-19 (44-31), 16-12 (60-43), 16-15 (76-58).
Árbitros
Tsekov (BUL), Jovovic (CRO), Stoyanova (BUL). Sin eliminadas.
Incidencias
Lleno en el Ahmet Comert Sports Hall.

Las dirigidas por Mario López no querían pensar en su ventaja de la ida, pero el parcial de 10-0 encajado en los tres primeros minutos mostró una imagen difusa de las vizcaínas que no se sintieron cómodas sobre la cancha ni consiguieron el ritmo adecuado para parar a sus rivales. Los tiros tampoco quisieron entrar, por lo que la desconfianza aumentó. Las turcas jugaron a otra velocidad con Macaulay muy metida en su papel y haciendo daño tanto dentro como fuera. El tiempo muerto solicitado por el entrenador del Lointek Gernika para tratar de reconducir la situación tampoco sirvió de mucho porque las suyas no consiguieron la intensidad que les pidió y el acto inicial se cerró 13 abajo.

Se fallaron canastas fáciles

El segundo cuarto se abrió con un triple de Mazionyte y una defensa más asentada que cerró mejor el rebote. Aunque fuera por fases, las gernikarras comenzaron a reconocerse y enderezaron algo la situación hasta colocarse a ocho a los cuatro minutos por que sus propuestas en zona generaron más dudas en las locales. Pero apareció Jefferson y todo volvió a torcerse. El Galatasaray encontró buenas situaciones de tiro merced a su paciencia, Gwathmey no encontraba su sitio en ataque y tan solo Dietrick y Berezhynska mantuvieron a las suyas. La desventaja de 13 se mantuvo al descanso pero quedaba toda la segunda parte.

El paso por vestuarios no sirvió para corregir la situación. El Lointek Gernika falló sus tres primeras posesiones y las turcas siguieron a lo suyo. A los tres minutos, un triple de Abdi, que despertó en el tercer cuarto, llevó la diferencia a los 17, y las de Efe Guven estuvieron por primera vez por delante en la eliminatoria. Fue un jarro de agua fría. El Lointek Gernika necesitó tres minutos para volver a encontrar el aro rival y los nubarrones comenzaron a aparecer en el horizonte. Mario López cambió las defensas en busca de la reacción pero los porcentajes de tiro no fueron los esperados.

Sin embargo, se llegó con vida al último cuarto y hasta se contaron con opciones. El Galatasaray bajó un poco su intensidad merced al cansancio y propuso ataques largos para gestionar la situación. Las gernikarras se mostraron algo blandas y los árbitros tampoco estuvieron a la altura. Abdi puso a las turcas a 24 puntos. Fue a falta de seis minutos cuando las de la villa foral emitieron algún síntoma de mejoría, pero hubo canastas fáciles que no quisieron entrar tras buenas defensas. La diferencia bajó a 17 tras un triple de Berezhynka a falta de 46 segundos, pero la respuesta de sus rivales fue inmediata. Hubo oportunidad hasta el último segundo, pero no fue el día.