Baloncesto

Lindsay Gottlieb, la primera en pasar del banquillo de la liga universitaria a la NBA

La neoyorquina arrancó su carrera como preparadora de baloncesto en 1999. /AP
La neoyorquina arrancó su carrera como preparadora de baloncesto en 1999. / AP

La hasta ahora entrenadora de California-Berkeley llega a la mejor liga del mundo como asistente de los Cleveland Cavaliers

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

La NBA sigue dando pasos adelante en lo que a la igualdad se refiere. Hace unos días el máximo dirigente de la mayor liga de baloncesto profesional del planeta, Adam Silver, ya avisó de sus intenciones, afirmando de la necesidad de que las cifras de género tanto en el arbitraje como en los banquillos se equiparen. «No entiendo cómo esta parte del juego ha permanecido tan dominada por los hombres durante tanto tiempo», afirmó hace apenas un mes.

Y justo esta semana se ha hecho pública la contratación de Lindsay Gottlieb, la que se convierte así en la primera entrenadora de la liga universitaria que pasa directamente a la NBA. Hasta el momento ejercía como técnica principal de la Universidad de Califonia-Berkeley, pero la próxima temporada lo hará como asistente de los Cleveland Cavaliers, conjunto que recientemente ha fichado a John Beilein. Por tanto, Gottlieb será la segunda de un preparador que también se ha ganado a pulso su paso a la NBA desde la NCAA, después de ser el que más triunfos ha logrado con la Universidad de Michigan en toda su historia. Serán los encargados de reconstruir a un conjunto marcado por la marcha de LeBron James.

La ex de California-Berkeley, que en octubre cumplirá 42 años en octubre, también presenta un magnífico bagaje, con siete torneos finales en ocho años y un bagaje de 179 triunfos por 89 derrotas. Su historia con los banquillos arranca hace dos décadas, como asistente de Syracuse. No fue hasta 2008 cuando se le permitió ejercer como técnica principal, en el conjunto femenino de la Universidad de California-Santa Bárbara. En ese mismo estado se ha mantenido hasta el momento, acumulando ocho temporadas en el Berkeley.

Segunda asistente

El objetivo de la neoyorquina siempre ha sido dar el paso a la NBA, siendo habitual su presencia en los entrenamientos de los Golden State Warriors. «Aporta un profundo conocimiento del baloncesto. Su liderazgo, su sentido de las perspectivas y su enfoque nos van venir muy bien a nuestro equipo y a nuestro cuerpo técnico», aseguró el mánager general de los Cavaliers Koby Altman. Ella misma, en un comunicado, afirmó estar «muy agradecida, orgullosa y emocionada».

Lindsay Gottlieb será la segunda mujer asistente en la mayor liga de baloncesto profesional del planeta, siguiendo así los pasos de Becky Hammon, quien ejerce tal función en el banquillo de San Antonio desde hace ya algunas temporadas, desde 2014. Ninguna ha logrado en cambio ser aún entrenadora principal en la NBA.