El drama de Allyson Felix, la campeona olímpica que ocultó su embarazo

Allyson Felix./Afp
Allyson Felix. / Afp

La atleta norteamericana, la más laureada de la historia de la Olimpiadas, «sentía que al tener un hijo estaba arriesgando mi carrera y decepcionando a mucha gente»

EL CORREO

Nueve medallas olímpicas y once títulos mundiales son logros más que elocuentes de la calidad deportiva de la atleta Allyson Felix, que se entrenaba con el objetivo de competir en Tokio 2020. El pasado mes de junio, sin embargo, las cosas empezaron a no ir tan bien. ¿Estaba lesionada? ¿Estaba enferma? No. Estaba embarazada, un estado que decidió ocultar, sencillamente, porque «sentía que al tener un hijo estaba arriesgando mi carrera y decepcionando a mucha gente». Así lo ha confesado esta semana la propia velocista tras una cesárea de urgencia ocho semanas antes del final de la gestación. Camryn, que así se llama su hija, nació con tan solo 1,5 kilos y con serio riesgo para su supervivencia.

«Estaba emocionada de estar embarazada. Siempre he querido ser madre. Esto no debería ser un secreto. Entonces, ¿por qué me ha llevado ocho meses compartir esta noticia?», se ha preguntado Felix al hacer público lo ocurrido. El «miedo» y la presión de «tratar de vivir con mi impecable imagen de niña bonita» es toda la respuesta que puede ofrecer la campeona, de 33 años, quien ha confesado cómo se sintió al tener a su pequeña en los brazos: «Es asombroso lo rápido que cambian tus prioridades. No me importó si volvería a correr. Lo único por lo que rezaba es que ella estuviera bien».

La atleta, la más laureada de los Juegos Olímpicos, ha dado a conocer su historia personal, en especial, para otras mujeres que puedan sentirse como ella, superadas por la presión de su trabajo y su carrera profesional: «Espero que mi experiencia pueda ayudar a otras mujeres que están preocupadas de lo que significa comenzar una familia para sus carreras. De hacerles saber que yo también tuve esa ansiedad».