Una atleta japonesa se rompe la pierna y acaba la carrera gateando

Una atleta japonesa se rompe la pierna y acaba la carrera gateando

El vídeo de Rei Iida, que terminó con las rodillas ensangrentadas, se ha vuelto viral y ha dado la vuelta al mundo

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

El deporte conlleva sacrificio, esfuerzo y un enorme afán de superación. Y sino, que se lo digan a Rei Iida, una atleta japonesa que se fracturó la pierna durante una carrera de relevos amateur en Japón y recorrió los últimos 300 metros gateando y con las rodillas ensangrentadas.

Con un esfuerzo sobrehumano y una gran capacidad de superación, la japonesa llegó hasta el punto de encuentro donde su compañera, con lágrimas en los ojos, le esperaba para tomar el relevo. A pesar de tener las rodillas en carne viva y del dolor, la atleta decidió acabarla, un gesto que ha levantado la admiración de medio mundo.

Cuando el director del equipo se dio cuenta de la situación, intentó contactar al juez de la carrera para anunciarle el abandono de su corredora, sin embargo, a la atleta japonesa solo le quedaban 20 metros para llegar a su destino.«Luché para decidir si debía detenerla, pero sentí que ella podía lograrlo ya que estaba casi en su meta», dijo el juez principal al diario local Asahi Shimbun. La resiliencia de la nipona ha dado la vuelta al mundo en un gesto que se ha ganado los elogios de muchos.