«La práctica deportiva ayuda a igualar aspectos y es una forma de integración»

A Bego Gago el deporte le ha servido para ampliar el círculo de amistades./Hugo Madariaga
A Bego Gago el deporte le ha servido para ampliar el círculo de amistades. / Hugo Madariaga

La deportista del Zuzenak anima a las chicas a que no abandonen la actividad deportiva y rompan los techos de cristal

EDUARDO IZQUIERDO

A Bego Gago el deporte le sirvió como una válvula de escape en unos momentos duros de su vida. Aprovechó para volcar toda su energía y en probar algo que no había hecho nunca. «Era una forma de avanzar y de socializar. Va todo unido», reconoce, aunque su primer contacto se produjo de forma casual. La componente del Zuzenak llevaba muchos años en silla de ruedas y la práctica deportiva pasaba de largo en su día a día, hasta que unas circunstancias personales supusieron un punto de inflexión a su trayectoria.

Su situación personal se agravó debido a que le jubilaron en el trabajo y hubo un fallecimiento cercano en la familia. Ese tiempo que tenía ocupado desapareció y le quedaron muchas horas libres. Una conversación con un compañero del equipo propició un cambio de rumbo en su vida. «Roberto me animó a que viniera un día a probar. Me decidí y así empecé a jugar a bádminton. No lo había practicado nunca. Casi ni lo conocía. Como no es una especialidad de masas, solo había visto algo. Enseguida empecé a cogerle gusto y desde el club me animaron bastante», recalca.

A Bego el deporte le ha aportado muchas satisfacciones y es un complemento más en su vida. «Ocupa un lugar significativo. Parte de la gente con la que me relaciono viene de este mundo. Es un pilar importante. Salir a las competiciones, cuando ganas algún partido o campeonato, esa satisfacción personal, aunque también está el lado malo de las lesiones», señala.

De lo que está muy orgullosa es de las condiciones privilegiadas disponibles en Vitoria y de la suerte de contar con una entidad como el Zuzenak. «Tenemos buenas instalaciones y un club que se preocupa mucho por visualizar el deporte inclusivo. Hacen campañas en colegios para animar a que lo practiquen. El hecho de tener una discapacidad no es ningún problema para no hacer deporte», sentencia.

Relaciones sociales

En la actualidad, los problemas físicos le están lastrando, a pesar de que en abril se colgó el bronce en el Campeonato de España de dobles mixto junto a Guillermo Lama. «Llevo arrastrando una lesión el brazo derecho durante año y pico. Parece que voy mejor. Me lo estoy tomando con mucha calma y tranquilidad», desvela.

Desde la Diputación Foral de Álava han contado con Bego Gago para la campaña 'Erreferenteak-Referentes. Nik kirola egiten dut, eta zuk/Yo hago deporte, ¿y tú?' con el fin de animar a las chicas a que no abandonen la actividad deportiva, principalmente en la franja de edad de entre 13 y 15 años. Fuera complejos para intentar romper techos de cristal. Su presencia servirá, además, para hacer más visible el deporte inclusivo. «No hay muchas chicas con alguna discapacidad que estén practicando deporte. Si las chavalas cuando alcanzan una determinada etapa lo dejan, en este entorno se nota aún más y lo hacen a edades más tempranas. Es importante que continúen porque socialmente es una manera de relacionarse, de equiparar e igualar, además de ser una forma de integración», subraya. Tampoco quiere que se lo tomen estrictamente como ejemplo de superación. «Simplemente como activación y fomentar el aspecto social. Puede ser divertido y conlleva beneficios para su vida».