Naia Espinosa, una surfista emprendedora

Naia Espinosa practicando surf/Naia Espinosa
Naia Espinosa practicando surf / Naia Espinosa

La joven universitaria y monitora de surf alavesa desarrolla un sistema ecológico de secado rápido, limpieza y desinfección de neoprenos

M. VARGAS

La alavesa Naia Espinosa descubrió el surf hace cinco años tras haber probado otros deportes como el fútbol, el baloncesto, el hockey patines o la pala. Consciente de que ya era tarde para competir, decidió unir esta pasión con otra inquietud innata, el emprendimiento. «Empecé a estudiar ADE (administración y dirección de empresas) porque quería intentar crear un negocio propio y si era relacionado con el surf mejor».

Y la idea no se hizo esperar. «Todo el mundo que ha hecho un deporte acuático sabe lo que es que te presten un neopreno en un cursillo y esté mojado o huela mal», apunta Naia. Aunque no solo se presenta este problema a las escuelas de surf, también la propia joven lo ha padecido. «Suelo viajar en furgoneta con las tablas, y en invierno no sé que hacer con el neopreno mojado. No se puede secar y cuesta muchísimo ponértelo húmedo».

El sistema consiste en una máquina a pie de playa para lavar y secar el neopreno

De esta manera, ha comenzado a trabajar en su propio proyecto, denominado Dryfing, y que consiste en un sistema ecológico de secado rápido, limpieza y desinfección. «Es como una especie de máquina de vending que se colocaría a pie de playa, para que cuando los surfistas o cualquier deportista acuático finalice la jornada pueda lavar su traje, desinfectarlo y secarlo».

Además, también sería un servicio para las propias escuelas y clubes de surf. «Cuando más trabajan es en verano y tienen que poner los neoprenos al sol para secarlos, con lo que también se dañan». De esta manera, según Naia Espinosa podrían comprar menos trajes «pero de más calidad para que les durara más tiempo y ofrecerlos además desinfectados».

Quiere presentar un prototipo para el verano de 2019

Naia se ha dedicado al plan de negocio de su proyecto, pero se encuentra trabajando con un ingeniero de Vitoria, al mismo tiempo que quiere incorporar a otra persona también de este perfil, para desarrollar la industrialización de este sistema. «Sí que sabemos que es factible hacerlo técnicamente. Sería como una lavadora y secadora especializada en el tejido de neopreno que, además, es sensible y no puede estar sometido a mucho calor ni a un centrifugado».

Aunque Naia, que también es monitora, ha detectado la oportunidad en el surf, señala que ha identificado, al menos, 22 deportes acuáticos, en los que se usa neoprenos y por lo tanto, padecen el mismo problema.

Naia Espinosa, natural de la localidad alavesa de Legutio, es alumna de la UPV/EHU, pero estudia el tercer curso de ADE en la Universidad de Valencia con el programa Sicue. Y es en la ciudad mediterránea donde ha conseguido el título de monitora de la Federación Española de Surf. Aunque ahora su verdadero empeño es trabajar para poder presentar un prototipo de su sistema antes del verano de 2019.

De Legutio a Silicon Valley

Gracias al proyecto Dryfing, Naia Espinosa ha ganado la edición 2018 del programa Explorer Álava, que le ha valido un billete para un viaje a Silicon Valley junto con otros emprendedores del resto de España. Recién llegada del mayor ecosistema de innovación del mundo, Naia está muy ilusionada con su proyecto porque ha constatado que no existen sistemas similares en uno de los lugares considerados como la cuna del surf: California.

 

Fotos

Vídeos