Curling

Irantzu García arbitrará la final masculina del Europeo de curling

Irantzu García se estrenó como árbitra en el mundial de curling en silla de ruedas de Corea 2017/EL CORREO
Irantzu García se estrenó como árbitra en el mundial de curling en silla de ruedas de Corea 2017 / EL CORREO

La jugadora vitoriana suma ya su tercera final internacional en su corta trayectoria como árbitra

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Pocos se conocía de la otra faceta de Irantzu García en el mundo de curling. La primera mujer española que logró un bronce para España en el mundial de dobles mixtos en 2014, sigue sorprendiéndonos. Además de su dedicación a este deporte como jugadora, decisión que le ha llevado a vivir los próximos años en Escocia para preparar los Juegos olímpicos de invierno de Tokio 2020, también desarrolla su otra faceta de árbitra. Fruto de ello es que este sábado dirigirá en Tallin (Estonia) la final masculina del Europeo entre Escocia y Escocia. Será su tercera final. «El año pasado arbitré la final femenina del campeonato de Europa y la final del mundial mixto y este año haré la final masculina del Europeo. Sí que he sido la primera española en estar en unos juegos paralímpicos de invierno y en los europeos. Intento abrir camino» comenta horas antes de dirigir la gran final.

Su primera competición oficial fue en 2017 en Corea, en el mundial de curling en silla de ruedas. Antes, la preparación ha tenido un proceso, tras realizar dos cursos que imparte la federación internacional de curling. Irantzu los realizó en Alemania, entre junio de 2017 y junio de 2018. Después el desarrollo es ir a eventos e ir cogiendo experiencia. Un árbitro de curling tiene diferentes cometidos: supervisar los entrenamientos del principio de las competiciones y en cada partido tiene que supervisarlo, atender cualquier duda que surja sobre las normas y estar a disposición de los jugadores, además de controlar el tiempo.

Cada árbitro dirige un partido, que se disputa en cada una de las cinco calles habituales en una pista curling. Además, existe el jefe de las cinco calles que supervisa todas a la vez para que nada se escape.

Esta faceta de la alavesa no deja de ser otro camino que ofrece el curling, pero su pasión sigue siendo competir. «Esto del arbitraje en curling lo hago en mi tiempo libre. A mií lo que me gusta es jugar y eso no va a cambiar. Esto ha sido una formación complementaria que también me gusta, pero soy deportista y me gusta competir».

Respecto a la interesante final masculina de este campeonato de Europa que enfrentará a las selecciones de Suecia y Escocia, Irantzu vaticina un choque muy igualado.» La final creo que será muy cerrada. Suecia y Escocia ya han jugador entre ellos en la fase de grupos y se decidió todo en el último tiro. Será muy emocionante».