Dos estilos para una final sin favoritas

Leire Garai, Leire Etxaniz, Patri Espinar y Miriam Arrillaga jugarán la final del Parejas femenino de primera categoría el domingo en el frontón de Zumarraga./luis michelena
Leire Garai, Leire Etxaniz, Patri Espinar y Miriam Arrillaga jugarán la final del Parejas femenino de primera categoría el domingo en el frontón de Zumarraga. / luis michelena

Espinar-Arrillaga y Garai-Etxaniz pelearán el domingo por el Parejas femenino en una final dura, en la que llevarán el peso las veteranas

JUAN PABLO MARTÍN

Ambas combinaciones lograron el pase al choque cumbre por un solo tanto, por lo que la final del Laboral Kutxa Emakume Master Cup de Parejas femenino se antoja parecida. La organización optó este año por fundir juventud y veteranía y la apuesta le ha salido redonda. Espinar y Arrillaga se miden el domingo (11.15 horas) en el frontón Beloki de Zumarraga a Garai y Etxaniz en un duelo a tumba abierta en el que las dos vizcaínas están llamadas a llevar el peso de la contienda.

Cada combinación tratará de imponer su estilo. La de Usansolo y de la Aginaga cuentan con un juego más agresivo en el que buscan constante de huecos, mientras que la de Vitoria y la de Etxebarria tirarán de la seguridad que les caracteriza, cargarán atrás para evitar así a la delantera rival, y esperarán que el cansancio haga mella.

«Espinar mueve muy bien a sus rivales, por lo que nuestras opciones pasan porque entre en juego lo menos posible, aunque no será nada sencillo porque ella también pone la pelota muy atrás», reconoció Etxaniz, que se ha recuperado bien de la torcedura de tobillo que sufrió en semifinales. «Estos días descansaré y no será una excusa», añadió.

A sus 29 años, la zaguera es la campeona de las dos ediciones anteriores en esta modalidad, por lo que sabe que tendrá que tirar de galones. «Me compenetro bien con Garai. Aporta seguridad. Entre las dos trataremos de cubrir bien la cancha y cuando tengamos opción acabar», manifestó.

La delantera alavesa será la más joven de la final. A sus 15 años es la primera que juega, por lo que no sabe como responderá a la presión que supone. «Etxaniz me da mucha confianza y trataré de ir tranquila al partido. Nuestra estrategia será cansarles y, con este material, las que menos errores cometan se llevarán la txapela», apuntó.

Creando cantera

Patri Espinar la perdió el año pasado, pero en esta ocasión llega con mucha más confianza. «Desde el verano mi objetivo ha sido endurecer las manos y cuidarlas para aguantar toda la temporada, y las cosas han salido bien», manifestó. La de Usansolo ganó el Cuatro y Medio y es consciente de que tendrá que estar fina en el remate. «Será un partido peleado e igualado. En la liguilla ya perdimos contra ellas. Contra Etxaniz hay que trabajar mucho para encontrar los huecos porque es muy segura. Ellas cargarán atrás pero trataré de ayudar a mi compañera», señaló. La más veterana de las cuatro ha comprobado con «agrado» que las pelotaris que más jóvenes «vienen fuertes y tienen nivel. Cada vez son más y se está creando una cantera».

Arrillaga es uno de los mejores exponentes de la nueva generación. También juega a pala, pero para entrenar a mano lo hace casi siempre sola. A pesar de todo, alcanza la final «con buenas sensaciones. Tengo asumido de que vendrán a por mí y voy a tener que aguantar. Espinar me ayuda a estar tranquila en la cancha y me aporta seguridad», recalcó. A diferencia del resto del campeonato, la final de primera será a 22 tantos.

La de promoción, que se jugará en primer lugar, se mantendrá a 18 con cuatro guipuzcoanas como protagonistas. Osés-Etxegarai medirán sus fuerzas contra Granado y Lakuntza. El festival tendrá entrada gratuita.

«Me decían que no iba a llegar a nada por ser chica»

Su afición por la pelota mano le ha llevado a ser una de las primeras pelotaris que no ha tenido que dejar de jugar una vez alcanzado la edad cadete, cuando la fuerza entre los chicos y las chicas comienza a marcar las diferencias. De hecho, Leire Garai sigue jugando contra los chicos en Álava y, desde unos años a esta parte cuenta también con la posibilidad de hacerlo exclusivamente contra chicas. La vitoriana representa el futuro de la pelota femenina en toda su extensión, y lo suyo tiene más mérito porque es la única pelotari de su edad que juega en su territorio.

A sus 15 años, la vitoriana es partidaria de disputar los partidos con pelota de toque en lugar de la 'goxua' que se emplea en la actualidad en las competiciones de mujeres, «porque permite un juego más vivo y vistoso», destaca. Al tener el cuero más recorrido, las delanteras disponen de más espacios porque las zagueras están más atrás, «mientras que con la otra pelota mi juego es diferente. Basta que una se sitúe en la pared y la otra en el ancho para cubrir bien el frontón», señala.

Empezar desde pequeña a trabajar las manos también le permite evitar problemas, aunque juegue con una pelota más dura que conlleva una mayor exigencia. «Con unos buenos tacos, sin mucho esparadrapo, no se resienten. En el Parejas femenino juego sin ellos». En el club Zaramaga entrena con chicos, y también compite en el provincial, tanto por parejas como en las modalidades individuales. Y lo hace a pesar de haber tenido que oír desde pequeña comentarios como «que nunca iba a llegar a nada por ser chica, que solo iba a poder jugar hasta una determinada edad, o que iba a tener problemas en las manos». Ha roto todas las barreras.

Nunca ha tenido oportunidad de entrenar con chicas porque con las que podría hacerlo viven lejos y supondría tener que hacer muchos kilómetros a lo largo de la semana, «aunque me gustaría».

Patri Espinar

Años: 33. Natural de Usansolo, aunque reside en San Sebastián.

Trayectoria: Campeona del Cuatro y Medio. El año pasado fue finalista del Parejas.

Leire Garai

Años: 15. Vitoriana del club Zaramaga.

Trayectoria: En anteriores ediciones jugó las semifinales del Parejas y del Cuatro y Medio.

Miriam Arrillaga

Años: 18. Vive en Aginaga (Guipúzcoa)

Trayectoria: Ha disputado dos de las tres ediciones del Parejas y un par del acotado.

Leire Etxaniz

Años: 29. Natural de Etxebarria y del club Olarreta de Larrabetzu.

Trayectoria: Logró la txapela de las dos ediciones anteriores del Parejas y tiene una en la 'jaula'.