«Si hay un deporte machista ese es el herri kirolak»

Garbiñe López de Uralde, Maider Unda y Paula Orive, protagonistas de las jornadas Referentes /EL CORREO
Garbiñe López de Uralde, Maider Unda y Paula Orive, protagonistas de las jornadas Referentes / EL CORREO

La tiradora de sokatira Garbiñe López de Uralde asume la desigualdades en el deporterural dentro del marco de las jornadas Referentes junto con la ex luchadora Maider Unda y ex gimnasta Paula Orive

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

No es sencillo reunir a dos campeonas del mundo y una medallista olímpica.En ese amplio abanico que tiene Álava, las mujeres deportistas ocupan un lugar de referencia por sus éxitos en disciplinas tan minoritarias como la lucha, la sokatira o la gimnasia rítmica.

El tercer día de las Jornadas Referentes convocó a Maider Unda, Paula Orive y Garbiñe López de Uralde. Esta última, integrante del club Badaiotz de sokatira, varias veces campeonas del mundo no dudó en subrayar que «si hay un deportr machista ese es el Herri Kirolak» aduciendo el papel protagonista que tienen los hombres en modalidades estrella como la «aizkora», y la nula presencia mediática de mujeres.

Bajo el título de «La presencia del deporte femenino en los medios de comunicación: el hándicap de los deportes minoritarios» cada una de las protagonistas fue desglosando su experiencia. Unda reconoció que «cuando yo empezaba era difícil visualizar lo que era la lucha. Me preguntaban ¿de barro? Es importante que el periodista conecte con el deportista. He tenido la suerte de encontrar periodistas que sabían. Una vez que tienes resultados, tienes más respeto» explicó.

Por su parte Orive, campeona del mundo de rítmica en 1998, subrayó que, aunque la gimnasia es el deporte femenino referente, «es conocido, se sabe que tiene éxitos en competiciones pero los periodistas no lo siguen. Somos nosotras las que teníamos que decir que íbamos a competir» recordó la actual presidenta del club Oskitxo.

Si hay un deporte doblemente minoritario es la sokatira dentro del herri kirolak y más el practicado por mujeres, todo lo contrario en países como Taiwan, China continental y Holanda. Ni sus campeonatos del mundo fueron suficientes para tener el reconocimiento que les ha venido después de que precisamente EL CORREO en su edición impresa sacara al equipo Badaiotz en portada antes de partir al pasado mundial de China. Aquello tuvo consecuencias muy positivas. «Gracias a esa portada nos hemos dado más a conocer. Varias chicas fueron al polideportivo Abetxuko porque querían apuntarse a practicar sokatira. También nos han llamado para más exhibiciones con las que nos costeamos los gastos de cada mundial al que vamos» reconoció Garbiñe López de Uralde.

Aún con mucho camino por recorrer, las tres deportistas reconocieron que «las etiquetas en el deporte femenino son frecuentes» y que hay que estar muy preparadas mentalmente para aguantar ciertos calificativos. «Marimachos, lesbianas, masculina, y otros más. Si les hubiésemos dado importancia, habríamos abandonado el deporte» reconocían Maider Y Garbiñe, mientras que en la gimnasia, el estigma de la anorexia, «ha pesado durante muchos años y también nos ha perjudicado cuando además nunca ha sido verdad» explicó Orive.

Las Jornadas Referentes pondrán su broche de oro este viernes con la presencia de las ex atletas Maite Zuñiga y Blanca Lacambra, dos deportisas alavesas que abrieron camino en el deporte femenino nacional. (Centro Cívico Hegoalde, 19:00 horas)