Ainhoa Azurmendi: «El abuso sexual en el deporte existe, pero no se denuncia»

Ainhoa Azurmendi: «El abuso sexual en el deporte existe, pero no se denuncia»

El aula Fundación Estadio acoge esta tarde la charla 'Agresiones sexuales: el deporte no se salva'

M.VARGAS

La doctora en psicología, master en igualdad de mujeres y hombres y socia de Avento Consultoría, Ainhoa Azurmendi participa hoy junto con la investigadora Montse Martín y el director de la Fundación Real Sociedad, Andoni Iraola, en la charla 'Agresiones sexuales: el deporte no se salva', que organiza la Fundación Estadio, a partir de las 18.30 horas. Este encuentro busca incidir en los mecanismos para no estigmatizar a las víctimas, además de poner de manifiesto una realidad, que está oculta porque, como apunta Azurmendi, no se denuncia.

-¿Es relevante el acoso y abuso sexual en el deporte?

-Es un problema de carácter estructural, que nos lo encontramos en todos los ámbitos de la sociedad, pero en el ámbito del deporte ha estado más tapado. De hecho, parece que no existe porque no se denuncian estos casos, y nada más lejos de la realidad.

-¿Por qué está tan oculto?

-Porque se han tomado como naturales algunos comportamientos que no lo eran. La víctima puede pensar que lo que le está pasando no está bien, pero cuando tiene el valor de denunciarlo o han prescrito los delitos o tiene miedo porque puede perder una beca, por ejemplo.

-¿El abuso está relacionado con una situación de superioridad que puede ejercer, por ejemplo, un entrenador?

-Sí, hay situaciones que pueden tener que ver con el estilo de liderazgo del entrenador o entrenadora, que demuestra su poder sobre las y los deportistas. Pero también están relacionados con cuestiones como la desinhibición corporal que hay en el deporte, que es buena y natural, pero a la que hay poner límites. Por ejemplo, no querer que se me toque de una determinada forma para recibir una corrección técnica, o los chistes machistas, el lenguaje, el exceso de paternalismo o la suposición de que las mujeres somos inferiores o menos capaces.

«Cuando la víctima tiene el valor de denunciar o ha prescrito el delito o tiene miedo a perder una beca»

-¿Se aprovecha también una relación de confianza para acosar a la víctima?

-Sí, pero es un proceso. Desde que identificas a una víctima potencial por determinadas características, vas teniendo más confianza hasta crear una relación de dependencia que deriva en un chantaje. Pero también puede haber acoso sin esa relación. Por ejemplo, un comentario ofensivo a una árbitra o proponer a una jugadora un café después del partido. Eso es acoso y está basado en una situación de superioridad en una estructura de sociedad patriarcal.

-¿Cree que se echan por tierra los valores del deporte?

-El deporte en sí no los tiene. Los tenemos las personas, que utilizamos el ámbito del deporte para promover unos valores encaminados a la solidaridad, a la salud, a la seguridad, al respeto, a la tolerancia. Por eso sorprende más cuando hay personas con una responsabilidad educativa, que en vez de potenciar la transmisión de valores éticos están cometiendo esos delitos contra niños y niñas, fastidiándoles la vida.

-Pero, ¿hay herramientas para prevenir estas situaciones?

-Por supuesto, lo importante es que se identifique, aceptar que existen estas situaciones e investigar, necesitamos datos. Hay herramientas que pueden ser aplicadas para prevenir y educar a niños y niñas, para que sepan identificar situaciones inadecuadas y establecer mecanismos para aplicar sanciones a las personas que cometan estos delitos.

-Recientemente, se presentó la iniciativa 'Somos de tu equipo', el programa del Gobierno Vasco frente al acoso en el deporte….

-Sí, y también hay una guía que publicamos con Emakunde, para el desarrollo de protocolos. Y en la consultoría estamos trabajando con varios clubes en programas específicos en este sentido. Es necesario poner sobre la mesa la existencia de este tema, visibilizarlo y tomar medidas para evitarlo.

Dar voz a las víctimas

A final de mes se presentarán las conclusiones del proyecto Voice, un estudio europeo focalizado a escuchar las voces de las personas afectadas por la violencia sexual en el deporte. Una de las autoras de este estudio es Montse Matín, doctora en sociología del deporte y que también participa en la charla de esta tarde. La investigadora y profesora en la Universidad de Vic, avanzará algunos aspectos del informe. «Hemos realizado entrevistas a personas afectadas por la violencia sexual. Se trata de escucharlas y de utilizar esta información para desarrollar estrategias, campañas de concienciación y prevención, porque hay mucho silencio alrededor de este tema», apunta Martín. En este estudio se han entrevistado a 72 hombres y mujeres, víctimas de violencia sexual en el deporte, de Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Austria, Bélgica, Eslovenia y España.