Un equipo palestino femenino disputará la Donosti Cup con la equipación de Alavés

Una jugadora palestina con el escudo y los colores del Alavés. /FUNDACIÓN 5+11
Una jugadora palestina con el escudo y los colores del Alavés. / FUNDACIÓN 5+11

A través de la Fundación 5+11 el conjunto que representa a la asociación 'Not to forget Jenin' vestirá la camiseta albiazul en lo que resta de torneo

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Gracias al fútbol, deporte que les ayuda a seguir adelante y a encarar la vida de otra manera, un grupo de chicas palestinas de entre 13 y 14 años ha salido por primera vez de su hogar, del campo de refugiados de Jenin. Todas ellas representan a la ONG 'Not to forget Jenin', creada tras el ataque israelí que dejó en esta zona decenas de muertos en 2002, y la posterior ocupación. Esta asociación promueve distintas actividades entre las menores, entre ellas el fútbol, aunque éste no sea un deporte del todo bien visto entre la población del lugar.

Las componentes de este singular equipo nacieron después de la masacre, pero llevan marcado en sus entrañas lo que ocurrió entonces. Un pasado muy presente del que estos días tratan de evadirse en Euskadi, participando en la Donosti Cup. Un torneo al que han sido invitadas y que ya dio comienzo este lunes. Los partidos se disputarán hasta el sábado, y todos los que le restan a este conjunto palestino los jugarán con los colores y el escudo del Alavés.

Un bonito gesto de la Fundación 5+11, la que engloba al propio club vitoriano y al Baskonia, que no ha dudado en ceder una de sus equipaciones con la que ha viajado a Donosti con su infantil-cadete, para que el equipo de chicas palestinas pueda usarla ante su falta de recursos. Éstas, a su vez, y en señal de gratitud, les han regalado una llave, que simboliza el deseo de retornar al hogar que todo palestino refugiado tiene.

De todos los continentes

Un torneo en el que se dan cita cientos de chicos y chicas de todos los continentes, representando a 27 países, con equipos llegados desde Jerusalén, Gaza, Singapur, Sierra Leona, Nigeria o Australia. Un evento multicolor que este año cumple su XXVII edición y que va más allá de la mera práctica deportiva, como reflejan las propias jugadoras palestinas, que están viviendo una de las experiencias más enriquecedoras de su vida.

En el campo de refugiados gracias a 'Not to forget Jenin' tratan de desarrollar distintas habilidades para poder participar en la vida social, política y económica de su comunidad, mejorando sus condiciones psicológicas, sociales y de salud, intentando proporcionarles un entorno seguro y saludable.