Fútbol

El Aurrera vuelve a tropezar en Olaranbe

El Aurrera vuelve a tropezar en Olaranbe
JESÚS ANDRADE

Las rojillas caen con un gol visitante en el 87 en un partido parco en ocasiones y el Alavés supera con claridad al Mulier para seguir líder

JON AROCA

El de ayer en Olaranbe estaba siendo un partido atípico. En una categoría que acostumbra a dejar duelos cargados de goles como la Segunda División, Aurrera y Pradejón enfilaban la recta final del choque empatadas a cero. Es más, las ocasiones que habían tenido hasta entonces para abrir el marcador habían sido escasas. En un duelo marcado por el orden táctico más que por el descaro ofensivo, sólo un puñado de disparos, la mayoría inofensivos, habían amenazado con romper el cerrojo.

Todo seguía igual hasta que, cuando el partido agonizaba, apareció la visitante Carmen Sobrón en el borde del área del Aurrera. Controló el balón y con un impecable disparo colocó el esférico en el fondo de la portería defendida por Andrea Larrañaga. Tuvo poco más de cinco minutos el equipo rojillo para intentar un empate a la desesperada que no llegó. Una derrota amarga para un Aurrera que cuajó un buen partido, notable por momentos, especialmente en las transiciones, pero que ve como cae otra vez en su casa.

Asier Santamaría volvió a ser fiel a un esquema con tres centrales. Las incorporaciones de sus dos carrileras, Arretxe y Eguía, se convirtieron en un arma recurrente. Muchas veces eran ellas las que lanzaban el ataque para que el veloz tridente ofensivo, que varió al completo en la segunda mitad, encarase el área del Pradejón. De esta forma generaron sus primeras ocasiones en un encuentro que arrancó marcado por la patente igualdad entre ambos contendientes. No en vano, comenzaron el encuentro separadas por sólo dos puntos.

Las visitantes, también articuladas en torno a un sistema con cinco defensas, sólo encontraban opciones desde lejos. Superado el cuarto de hora, Celia Ochoa estuvo cerca de sorprender a Larrañaga, que despejó a córner. Las riojanas cedieron por momentos el balón a un Aurera que buscó construir el juego desde la defensa, pero que en ocasiones estuvo cerca de tener algunas pérdidas comprometedoras.

Sin continuidad

Tampoco tras el descanso el guion del partido cambió mucho. Es más, por momentos el ritmo fue incluso más pausado. La atención médica que tuvieron que recibir algunas jugadoras tampoco contribuyó a que el partido ganase chispa. Así, volvieron a ser los tiros lejanos y las jugadas a balón parado los únicos avisos de ambos contendientes.

Los cambios en el tramo final dieron algo de velocidad al choque llegado al momento decisivo. Elene Errasti tuvo la mejor del Aurrera tras una buena jugada colectiva, pero la portera visitante atajó por dos veces sus disparos. Marró, y fue Carmen Sobrón la que convirtió un tanto que deja quinto al Pradejón tras la derrota del Añorga en casa del Oliver. Séptimo, con un punto menos, es el Aurrera, que la semana que viene jugará en Ibaia contra un Alavés que no afloja.

Doblete de Mery

Porque el conjunto de Joseba Basarrate superó con claridad al Mulier (0-4) para seguir en un liderato que mantiene con seguridad. En un equipo en el que Hartard volvió a jugar en el eje de la zaga junto a Vera, Mery fue la que encendió la chispa superada la media hora para sofocar el arreón local de los primeros minutos. También marcó el segundo poco después y Maia sentenció antes del descanso. En la segunda mitad, Sara Tazo hizo el cuarto. Las Gloriosas defenderán la semana que viene el liderato en un interesante derbi contra un Aurrera tan notable lejos de Olaranbe como irregular en casa.

Temas

Fútbol