Un derbi para consolidar los objetivos

La albiazul Sofía Hartard intenta controlar el balón en el duelo de ida, que acabó 0-5. /IGOR AIZPURU
La albiazul Sofía Hartard intenta controlar el balón en el duelo de ida, que acabó 0-5. / IGOR AIZPURU

Un invicto Alavés recibe en Ibaia al Aurrera, notable lejos de casa,en un duelo entre dos conjuntos que buscan el ascenso a Primera B

JON AROCA

Cuando llega un derbi, ni las inclemencias meteorológicas ni los horarios hacen mella en los aficionados. No se darán hoy las mejores condiciones para que se dispute el Alavés-Aurrera, pero eso no impide que sea uno de los partidos más esperados por ambos conjuntos. Uno de esos días que se marcan en el calendario. A la temprana hora del partido, las 16.00 horas, se espera que la lluvia pugne por ganar protagonismo en Ibaia. Pero lo cierto es que los argumentos futbolísticos de ambos contendientes superan cualquier inconveniente. En cualquier caso, no estará de más un paraguas y abundante ropa de abrigo.

Está siendo un año dulce para los equipos vitorianos de la Segunda División femenina. Especialmente, si se tiene en cuenta el sufrimiento de la temporada pasada, que no les permitió cerrar la permanencia hasta la última jornada. Este curso todo ha cambiado. Con la reestructuración en el horizonte, ambas quieren estar arriba y ascender a la futura Primera B. Con media temporada ya disputada progresan adecuadamente.

De manera especial destaca un Alavés que es colíder y no sabe lo que es perder. La semana pasada superó por un contundente 0-4 al Mulier. Ver goleadas de las de Joseba Basarrate se ha convertido en lo habitual. Marca mucho, 3,64 goles por partido, y encaja muy poco. Con sólo seis goles recibidos, mantienen un promedio de menos de medio gol por encuentro. Las albiazules quieren seguir por esta senda en un partido «especial», como destacó en la previa Basarrate. «Llegamos en un buen momento y tenemos la ilusión de seguir haciendo las cosas bien», celebró.

Llegan al choque con todas sus jugadoras disponibles. También la joven centrocampista Emma Martín, que esta semana se ha proclamado campeona del Torneo del Atlántico en categoría sub'17 con la selección española. Disputó cerca de una hora entre ambos encuentros, algo que podría abrir la puerta de la titularidad a otras jugadoras. Lo único innegociable es el 4-3-3 sobre el que se articula el equipo babazorro. Así, Basarrate deberá realizar cuatro descartes en la convocatoria.

También será un partido especial para un Aurrera «con muchas ganas», tal y como asegura su capitana, Uxue Mendia. Reconoce que el Alavés es el «favorito» para hacerse con el triunfo, pero apela a la «intensidad» de su equipo para dar la sorpresa. El Aurrera es séptimo y quiere auparse a un quinto puesto que puede dar el ascenso a final de temporada

Buen visitante

Es un conjunto atípico el de Asier Santamaría. Pese a su juventud se ha reivindicado como un equipo capaz de practicar un fútbol notable y de incomodar a cualquiera. Especialmente lejos de casa, donde ha ganado cuatro de los seis partidos disputados. Esto contrasta con su discreto rendimiento en su feudo. La semana pasada fueron superadas en Olaranbe por el Pradejón (0-1). Mendia y Basarrate coinciden en que las amplias dimensiones de su estadio pueden ser uno de los causantes de ese situación.

El entrenador albiazul destacó que el Aurrera es un equipo «irregular», pero con «talento arriba». Además, advirtió de que será determinante que su escuadra pueda penalizar las inseguridades defensivas rivales. El Aurrera aprovecha en muchas ocasiones su sistema con tres centrales, con carrileras con recorrido, para generar peligro, pero sufre más en defensa. Dos conjuntos con buen fútbol se citan en busca de una victoria que les permita reafirmarse en sus objetivos.

Temas

Fútbol