Basarrate: «Ahora toca llorar, no queda otra»

Basarrate consuela a una de sus jugadoras tras la derrota./Blanca Castillo
Basarrate consuela a una de sus jugadoras tras la derrota. / Blanca Castillo

El técnico albiazul reconoce el buen trabajo de Osasuna, «se lo merecen», y recuerda que sus jugadoras tienen que hacer un balance positivo de la temporada

Jon Aroca
JON AROCA

La tristeza en el vestuario albiazul era evidente tras el encuentro. También para el técnico, Joseba Basarrate, que reconoció que «ahora toca llorar, no queda otra». Todo tras un partido en el que Osasuna salió mejor y obligó al Alavés a una remontada a la que no están acostumbrados. «En casi ningún partido nos hemos puesto en contra. Osasuna juega más sencillo y su juego está más ordenado. Con un 2-0 abajo contra Osasuna cuesta remar», resumió. Explicó que el plan de partido de las locales no le sorprendió, aunque alabó su juego. «Han jugado como suelen jugar, que lo hacen muy bien, y por eso van a ser campeonas de liga. Se lo merecen. No hemos conseguido desenvolvernos como ellas y tener esa frescura», explicó.

Pero también apeló a hacer un balance positivo de la temporada. «Tenemos que analizar toda la temporada y que ellas vean que han hecho un temporadón. Hoy lo han dado todo en la segunda parte. Ni un pero para ellas, han demostrado carácter. A partir de mañana tienen que ver que la cosa sigue y que esto es el fútbol», sentenció.

«No hemos sido nosotras»

También reconocieron su malestar dos de las capitanas, Mery y Laura Berezo. «No hemos sido nosotras del todo, no nos ha salido nuestro juego. Hemos tenido imprecisiones y poca paciencia», apuntó la delantera vitoriana, pero también apeló a recordar la buena temporada que ha hecho el equipo. «Trato de animar a la gente porque se nos ha ido esto, pero habíamos olvidado que lo más importante ya estaba cumplido», desgranó.

Berezo asumió que el equipo pecó de «juventud». «Hemos ido por detrás desde muy pronto y nos hemos visto superadas en muchos aspectos», reconoció. Aunque también asumió que el vestuario lo ve todo «bastante oscuro» y que «es duro porque llevas toda la temporada arriba» recordó que el equipo ha hecho «una temporada de diez».