El Alavés quiere superar al Revellín para consolidar su liderato

Imagen de archivo del partido entre el Aurrera y el Alavés. /El Correo
Imagen de archivo del partido entre el Aurrera y el Alavés. / El Correo

El Aurrera busca derrotar al Berriozar para continuar con su buena racha lejos de Olaranbe

JON AROCA

Vuelve la liga femenina tras el parón de selecciones. Alavés y Aurrera afrontan la jornada 10 en dinámicas opuestas, pero con la vista puesta en sumar una victoria que les reafirme en sus objetivos. El Alavés recibe este sábado en casa al Atlético Revellín (16:00 horas) y el Aurrera viaja a casa del Berriozar (12:30 horas).

Las Gloriosas han superado el tercio de competición con nota. Son colíderes junto al Eibar y todavía no conocen la derrota. Han ganado todos sus partidos fuera de casa y sólo empataron en casa contra las armeras. Ese bagaje las convierte en favoritas contra un Atlético Revellín que no pasa por su mejor momento. El equipo riojano, recién ascendido, encadena siete derrotas seguidas. Además, es el equipo más goleado de la categoría. «Si no pasa nada somo superiores y tenemos que ganar, pero hay que estar atentos y no cometer errores», ha asegurado el entrenador albiazul, Joseba Basarrate, en la previa.

La semana pasada no hubo liga, pero sí que disputaron un encuentro. El jueves se enfrentaron al cadete masculino del Orduña. Las albiazules ganaron por 1-4. En el choque no participó Alba Aznar, que tampoco estará esta jornada. La centrocampista sufre una lesión en el pie que le ha impedido competir con normalidad en las últimas semanas. Ya está en la fase final de su recuperación, por lo que se espera que se incorpore a la dinámica de grupo en los próximos días. Es la única baja que tiene Basarrate, por lo que deberá realizar varios descartes. El entrenador albiazul reconoce que «cuesta» dejar a jugadoras fuera de la lista. También ha explicado que adaptará la convocatoria a las características del choque. «En teoría vamos a tener el balón, así que debemos aprovechar nuestras virtudes», ha desgranado.

Las albiazules cerrarán la jornada. Así, sabrán el resultados de sus rivales directos. Eibar y Athletic B juegan contra rivales a priori propicios como Mulier y Pradejón. Más difícil lo tendrá Osasuna, que viaja al siempre complicado campo del Añorga. En cualquier caso, Basarrate no espera que ninguno falle, pero tampoco cree que cerrar la jornada sea una presión añadida para sus jugadoras.

Reacción rojilla

Peor momento atraviesa el Aurrera. Las dos jornadas anteriores al parón, ambas en su casa, parecían propicias para asentarse en la quinta posición, que al final de temporada puede dar el ascenso a Primera B. Sin embargo, las dos derrotas que encajaron contra Bizkerre y Oliver les han hecho caer hasta la séptima plaza. Suman doce puntos, a sólo uno del Añorga, quinto.

Su buen rendimiento lejos de Olaranbe es un motivo para el optimismo. Han ganado tres de los cuatro partidos que han jugado lejos de casa y sólo han sucumbido contra Osasuna. Así, la dinámica del Berriozar en su feudo invita a las de Santamaría a pensar en la victoria. El conjunto navarro no ha ganado ningún partido en casa. En su último encuentro, con el colista Oiartzun, sumaron su primer punto en su feudo. Sólo su buen hacer a domicilio les mantiene en la zona media. Son novenas, con dos puntos menos que el Aurrera.

Temas

Fútbol
 

Fotos

Vídeos