Urieta cumple con su largo anhelo de ver a Azurmendi en el Araski

Cristina Molinuevo, Made Urieta y María Azurmendi posan durante la presentación./araski
Cristina Molinuevo, Made Urieta y María Azurmendi posan durante la presentación. / araski

La entrenadora confirma que la plantilla está cerrada con diez jugadoras y que cuatro canteranas participarán en los entrenamientos

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

El inicio de la cuarta temporada en la élite para Araski ha traído jugadoras contrastadas y nacionales que se han sentido atraídas por un club ejemplarmente capitaneado por Made Urieta en su crecimiento desde que desembarcara en Liga Femenina.

Es el caso de María Asurmendi, la base navarra que, tras su paso por clubes de referencia como Perfumerías Avenida, ha apostado por «un proyecto atractivo y serio». No es un paso hacia atrás en su carrera. «Vengo a un club en la élite que ha hecho las cosas muy bien estas tres temporadas anteriores», explicó en la presentación oficial celebrada en la base del patrocinador oficial Rpk.

Para Urieta, la presencia de Asurmendi supone conquistar un anhelo que nació hace cuatro años cuando Araski lograba un inesperado ascenso. No fue el momento, ahora sí. «María será mi mano derecha en pista, junto con Izaskun García. Es una jugadora contrastada que, además, agrupa todos los valores que nos avalan como club como son compromiso, carácter y pasión. En cada entrenamiento y partido lo demuestra. Tiene un control de los choques muy elevado, su capacidad para jugar el bloqueo directo, su amenaza exterior, todo lo que transmite en pista, servirá como referente para las niñas que es lo que siempre buscamos», afirmó Urieta.

«María será mi mano derecha en pista, junto con Izaskun García. Agrupa todos nuestros valores» Made Urieta

La entrenadora alavesa tampoco escatimó en elogios para otra de sus jugadoras, la vitoriana Cristina Molinuevo. «Todo un ejemplo de compromiso, que volverá a compatibilizar sus estudios de Medicina con el baloncesto. Siempre suma en el vestuario por sus valores humanos y en pista es una amenaza ofensiva con su tiro. Es, sin duda, la mejor tiradora de la plantilla».

La joven vitoriana, con sonrisa amplia pero tímida en sus declaraciones, volvió a sentirse agradecida «por poder jugar a baloncesto a este nivel en casa. Es un lujo. Aprovecharé la oportunidad y lo daré todo en cada entrenamiento y en la pista», prometió la futura médica.

Fiel a la filosofía de cantera, Urieta confirmó que cuatro canteranas ayudarán al primer equipo en entrenamientos e incluso podrán tener alguna oportunidad de ser inscritas en partidos de Liga femenina como ya ocurriera el pasado año con el debut de Izar Bedia e Irene Murua. Junto a ella, estarán Sonia Pereda, una junior de primer año e Isa Mbomio, junior del equipo Ointxe Araski que la temporada pasada sufrió una grave lesión de rotura del tendón de Aquiles.