Segundo ensayo con nota para el Araski

Raquel Carrera recibe la falta de una jugadora del Tarbes. /JESÚS ANDRADE
Raquel Carrera recibe la falta de una jugadora del Tarbes. / JESÚS ANDRADE

Las jugadoras de Made Urieta completaron una segunda parte coral, con Laura Pardo y Tamara Seda como destacadas ante un mermado Tarbes

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

La maquinaria del Araski se engrasa día a día a un ritmo vertiginoso, similar al que han mostrado en sus dos partidos de pretemporada. Este segundo test ante el Tarbes francés fue, si cabe, mucho más real, con las nueve jugadoras de la primera plantilla entregadas a la causa de Urieta. Raquel Carrera y Natalie Van Den Adel pudieron debutar con sus compañeras, y además de una manera brillante. La primera con unos descarados 17 años, mandando en la pintura con unos movimientos de espaldas al aro o con un tiro a media distancia impropios de su juventud. La segunda, con la filosofía del equipo tatuada ya en su piel, tras dos años en Vitoria. Corriendo la pista, posteando, asistiendo y anotando. La holandesa vuelve a ser su mejor versión.

El partido tuvo dos caras. Una primera donde el poco acierto exterior condicionó el juego vitoriano, que supo sacar más ventajas de sus postes, Seda y una inteligente Laura Pardo que aprovecha a la perfección sus ventajas con su elegante tiro de cinco metros. Las dificultades en el rebote local fueron traducidas en segundas y terceras opciones para las francesas que de la mano de Halvarsson veían aro con relativa facilidad desde los rechaces ofensivos.

El mal inicio con un parcial de0-5, fue reconducido con dos excelentes acciones de Raquel Carrera y un triple de Asurmendi. De la igualdad del primer cuarto (11-12), a la máxima desventaja de siete puntos (15-22). Un tiempo muerto de Urieta iniciaba la reacción liderada por la base Izaskun García que le dio una marcha más al encuentro y la fiabilidad ofensiva de la capitana Pardo, además del trabajo de Seda bajo los aros, dando la vuelta al partido con un parcial de 15-3 para ir al descanso por delante (30-25).

Esa reacción tuvo una continuidad en una notable segunda parte donde la circulación de balón fue más fluida, en una responsabilidad bien compartida de las bases Asurmendi y García. El Araski fue haciéndose con el rebote y ejecutando a la perfección el contraataque a dos o tres pases. Correr y correr es la consigna y en este equipo lo hacen todas por igual. El sacrifico defensivo, reflejado en el trabajo en la sombra de Quevedo, empezaba a dar su réditos en una constante rotación de pruebas y variantes tácticas, con defensas individuales y zonales, o combinaciones de quintetos, donde la pareja Pardo y Seda se mostró muy compatible.

71 rpk araski

Asurmendi (5), Quevedo (9), Van Den Adel (12), Pardo (11), Seda (16) –quinteto inicial–, García (2), Molinuevo (6), Carrera (8) y Pérez (2).

53 tarbes

Pardon (6), Resigmont (9), Martingoulet (4), Pouye (14), Halvarsson (15) –quinteto inicial–, Clet, Tane (2) y Jean-Phillipe (3).

parciales:
11-12, 19-13 (30-25 descanso), 20-17, 21-11 (71-53 final).

El Tarbes evitaba el derrumbe definitivo gracias a su mejor porcentaje de triples y acciones individuales en penetración de Tima Pouye. De menos a más, el Araski volvió a reventar el choque en el último acto, desde el esfuerzo colectivo con un despliegue físico generoso. Molinuevo volvió a ser letal desde el triple mientras Quevedo sumaba en anotación como recompensa al sacrificio atrás, el mismo que el de la catalana Tania Pérez, menos acertada en ataque. Esta vez, no hubo minutos para las canteranas.

«Baloncesto dinámico»

Cada amistoso para Urieta es un objetivo por cumplir dentro de su hoja de ruta de pretemporada. Hay tanta hambre en este equipo como talento y carácter repartidos. Una vez más, el público volvió a salir feliz del polideportivo Mendizorroza. Made Urieta también. «Es un equipo que hace un baloncesto dinámico y bonito, que transmite mucho desde la defensa. Se ven mejoras en cada amistoso», declaró a EL CORREO.

Sin tiempo para digerir este segundo triunfo, el Rpk Araski recibirá el martes a las 19.00 horas en el templo gasteiztarra al Valencia Basket de Queralt Casas, Meiya Tirera, María Pina o Julia Reisingerova, por mencionar algunos nombres de una gran plantilla.