Araski

Molinuevo: «Es un sacrificio compaginar estudios y baloncesto»

La vitoriana Cristina Molinuevo en un partido contra el Perfumerías Avenida. /IGOR MARTÍN
La vitoriana Cristina Molinuevo en un partido contra el Perfumerías Avenida. / IGOR MARTÍN

La vitoriana es una deportista con un gran talento y la única que no tiene ficha profesional en el equipo vitoriano

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Cristina Molinuevo (Vitoria, 1996) continuará otra temporada con el Rpk Araski en Liga Femenina. La vitoriana, única jugadora no profesional del equipo, compatibiliza sus estudios de Medicina con el baloncesto de élite. Un sacrificio que le compensa para haber decidido ponerse, de nuevo, a las órdenes de Made Urieta. La sonrisa del vestuario, tiene un talento innato para este deporte. Versátil y capaz de jugar en tres posiciones, ofrece un rol secundario pero igual de importante. Especialista en el triple y buena defensora, la 'doctora Molinuevo' es la niña con más talento de la factoría Araski. A sus 23 años, afronta con ilusión la cuarta temporada del club en Liga Dia.

–Siempre prioriza sus estudios de Medicina, ¿le costó tomar la decisión de continuar?

–Es verdad, la carrera de Medicina exige mucho y para mí es lo más importante. Este año que es el último son todo prácticas y por la mañana, así que podré entrenar por las tardes con el resto del grupo. Eso es lo que me hizo tomar la decisión. Pero tengo claro que quiero acabar este año Medicina y luego seguir ese camino con la especialidad que elija. Tengo claro que del baloncesto no voy a vivir. Hay que ser muy buena en esto.

–Y usted es, probablemente, la jugadora con más talento de la cantera del Araski y la más versátil. ¿No se ve como profesional?

–(Risas). Bueno, agradezco los halagos. Pero no lo veo. Tengo las ideas claras y me ganaré la vida como médico. Respecto a ser versátil, es verdad que puedo jugar de uno, dos y tres, pero mi sitio natural es de escolta y donde me siento más jugadora. Recuerdo el último año en Liga Femenina 2 en el que fui muy feliz jugando a baloncesto, en un año que jamás olvidaremos. Jugar en Liga femenina requiere una exigencia física muy importante.

–¿Hace un buen balance de la pasada temporada a pesar de ser la jugadora con menos minutos en pista?

–Sí, porque las cosas fueron bien para el equipo, con la Copa de la Reina y el play-off. Sé el papel que tengo en el equipo, que es ayudar en todo lo que pueda. La temporada pasada estuve muy a gusto con el ambiente que se creó en el vestuario. Pero reconozco que el nivel de Liga Femenina es altísimo. Se nota en el nivel físico de las rivales. Hay jugadoras muy rápidas, atléticas y grandes, casi imposibles de defender, que juegan a otra velocidad. Y cuando lo haces contra el Perfumerías Avenida y el Girona, se nota aún más, porque todas son jugadoras buenísimas.

«Tengo las ideas muy claras y me ganaré la vida como médico. Hay que ser muy buena para hacerlo con en el baloncesto»

–¿Le gusta la plantilla que se ha completado para la próxima temporada?

–Se ha hecho una apuesta importante por jugadoras nacionales. Y creo que la plantilla está muy compensada y será muy competitiva; además, somos todas muy jóvenes. A mí me gusta. Los nuevos fichajes conocen la liga, salvo la nueva americana y es importante porque se adaptarán mucho antes.

Un conjunto sin estrellas

–¿Qué me dice de Made Urieta?

–Primero, que me alegra mucho que haya logrado el oro con la selección española en el Eurobasket. Te diría que prácticamente ha sido mi entrenadora en todos los años que llevo en el Araski. Es una entrenadora exigente, pero con la que se aprende mucho. Sé lo que quiere de mí, y siempre he intentado darlo todo en la pista, tanto desde el tiro triple, con el que he ganado en confianza, como defensivamente. Los minutos que esté en pista los aprovecharé en beneficio del equipo. Porque el secreto de este conjunto es que nadie es una estrella, somos un grupo unido. Made es una entrenadora que tiene muy claro lo que quiere y consigue sacar de cada una lo mejor.

–Hace compatible lo que parece casi imposible. ¿Le queda tiempo para usted?

–(Risas). La verdad es que, durante la temporada, tengo poco tiempo para mí. Es decir, los estudios y el baloncesto ocupan casi toda mi vida, aunque intento sacar ratos para estar con mis amigas. Es un sacrificio muy grande compatibilizar los estudios y el baloncesto, pero merece la pena. Soy la única no profesional del Araski, pero me siento muy afortunada porque puedo hacer las dos cosas al mismo tiempo.

–Como futura médico, le pido un diagnóstico de la próxima Liga Dia.

–Mucho me pides (risas). La liga creo que la ganará el Perfumerías Avenida. La Copa de la Reina la dejo mucho más abierta, pero el Araski se meterá y también disputará el play-off. Y la jugadora revelación…, creo que puede ser Raquel Carrera, porque por potencial, puede hacer un gran año en nuestro equipo.