Made Urieta: «El nivel defensivo del equipo ha sido bestial»

Made Urieta da instrucciones a sus jugadoras./Igor Martín
Made Urieta da instrucciones a sus jugadoras. / Igor Martín

La entrenadora del Araski celebra el trabajo colectivo en el que considera uno de los mejores partidos de la temporada

Jon Aroca
JON AROCA

El marcador de la victoria del RPK Araski evidencia la superioridad de las vitorianas durante todo el choque. También los escasos 48 puntos en los que se quedó el Gernika ejemplifican el brillante rendimiento defensivo de las vitorianas, algo que celebró tras el encuentro la entrenadora local, Made Urieta. «Yo creo que el nivel defensivo que ha tenido el equipo en pista ha sido bestial», aseguró.

Trabajo especialmente bueno en la defensa colectiva, con «ayudas y rotación». También en el rebote, sobre todo el defensivo. 31 capturas se anotó el Araski por 17 del Lointek. Una clara mejoría en una «asignatura pendiente», como destacó Urieta. Aunque valoró el trabajo de todo el equipo, quiso destacar varios nombres. Primero, el de la sueca Binta Drammeh. «La incorporación de Binta nos da mucho porque tiene mucha presencia y cierra muy bien el rebote», desgranó. También el de Brianna Roberson. «Hay que destacar a Brianna, parecía omnipresente. Ha hecho un trabajo excepcional cogiendo once rebotes con su 1'65», añadió.

Otro nombre propio fue el de la capitana, Laura Pardo. No tanto en valoración (7) como en «lo que no aparece en la estadística». «El trabajo de Laura Pardo ha sido brillante. Ella sabía donde estaba la ventaja de los sistemas y estaba bien colocada para defender. Ha metido los tiros cuando estábamos ahogadas sin tiempo», destacó. Una de esas canastas, un triple importante en la segunda mitad. Otro aspecto, el tiro de tres, clave en la victoria. 37% de Araski por el ínfimo 5% del Gernika, con sólo un acierto en diecinueve intentos.

La permanencia, a punto

Todo ello para confirmar uno de los mejores partido de la temporada del Araski, a juicio de Urieta. «En Lugo estuvimos muy bien, pero no es lo mismo que jugar en casa, que parece que se vive mucho más», afirmó. De la afición añadió que «parecían uno el equipo y la grada».

Nueve victorias suma el Araski, una cifra que aunque no matemática, acerca la permanencia de las vitorianas. Son cinco triunfos ya la diferencia con el descenso, además del average con alguno de esos conjuntos de la zona baja. Un victoria clave en la que se vio el mejor Araski. «El partido sirve para ver que somos capaces de sacar en los partidos el equipo que vemos en los entrenamientos», sentenció.