Baloncesto femenino

Laia Palau, la jugadora incombustible

Laia Palau celebra una canasta con la selección española/AGENCIAS
Laia Palau celebra una canasta con la selección española / AGENCIAS

A sus 39 años, la base catalana decidió volver a España después de un largo recorrido por diferentes países: Francia, Polonia, República Checa y Australia.

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Seis temporadas en el inolvidable Ros Casares le hicieron tocar la gloria con varios títulos, entre ellos, el de Euroliga, título que repetiría en las filas del USK Praga. Cinco Ligas, cuatro Copas de la Reina, cuatro Supercopas, amplían el palmarés de la barcelonesa que, con más de 260 internacionalidades se ha convertido en la jugadora que más veces ha representado a España. El año pasado, tras lograr el oro en el campeonato de Europa, dijo que se marchaba de la selección. Doce meses después, volvía para colgarse el bronce en el Mundial.

Palau es una de las mejores bases que ha dado el baloncesto español. Candidata a la mejor jugadora FIBA en 2005, MVP en la Copa de la Reina de 2010, fue la primera jugadora en sumar más de 1.000 asistencias en Euroliga. Cuando tenía 20 años, Carme Lluveras le metió el gusanillo del profesionalismo para dedicarse a ello hasta el momento. Hija de profesores, su amor por la cultura siempre lo deja patente. Amante de la literatura, con referentes como María Mercè Marça, Mercè Rodorera o Almudena Grande y Patti Smith o Nina Simone en la música, esta educadora social que hizo trabajos en prisiones y en centros de salud mental, es una mujer con un gran compromiso social. Aunque es una estrella del deporte, hace unos meses reconocía en una entrevista que su gran sueño sería ser actriz, ya que «el deporte exalta cosas, pero la cultura es la que cambia realmente el mundo, la que cambia almas e ideas».

Rescatada para el baloncesto nacional tras una experiencia breve en Australia en el Dandenong Rangers y después en Francia disputando play off de liga con el Bourges Basket, aceptó sin dudar la oferta del Girona para las dos próximas temporadas. Con ella al frente, las catalanas aspiran a todo. Cuando finalice su contrato, tendrá 40 años.