Esfuerzo defensivo para ganar

Drammeh intenta encestar ante la oposición de Cheslek y Van Grinsven./jesús andrade
Drammeh intenta encestar ante la oposición de Cheslek y Van Grinsven. / jesús andrade

Los puntos de Drammeh y la explosividad de Estebas dan la octava victoria a un Rpk Araski que roza la permanencia

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

A punto de rozar la permanencia. Así se sitúa el equipo vitoriano tras volver a gustarse en Mendizorroza ante cerca de 1.500 aficionados en la mejor entrada de la temporada. La visita del colista, el Baxi Ferrol, significaba ser consistente y eficaz. Si además, se añade corazón y confianza, la ecuación es perfecta.

La consistencia la puso este Araski que cada vez defiende mejor. La eficacia, una Binta Drammeh que con 24 puntos y 27 de valoración, en su cuarto partido, se confirma como 'el fichaje'. La confianza, un grupo sólido que con nueve jugadoras hacen aún más piña. La parte del corazón debe tener una mención especial para Paula Estebas. A la riojana no le están saliendo las cosas en su primera temporada fuera de su casa. Pero ayer, cuando el partido se puso feo, tiró de todas para enseñar el camino del compromiso defensivo. Para ella el título honorífico de MVP, porque lo de la escolta sueca merece un análisis aparte.

68 RPK Araski

Drammeh (24), Roberson (7), Van den Adel (3), Edwards (17), Diallo (5) -quinteto inicial-; García, Estebas (10), Molinuevo y Pardo (2).

53 Ferrol

Delgado (7), Coleman (2), Van Grinsven (9), Gustavsson (9), Cheslek (4) -quinteto inicial-, Fong (2), Cabrera (15), Calvo(5), Rodríguez y Fernández.

Parciales:
17-6, 10-15 (27-21), 15-12 (42-35), 26-20 (68-53).
Árbitros:
Palomo, Espiau, Murillo. Eliminada Cheslek por faltas personales en el minuto 37.
Incidencias:
Alrededor de 1.500 espectadores en el Pabellón de Mendizorroza.

Con un inicio sin ritmo, al Araski le costó subir la temperatura del partido cerca de cinco minutos. Lo que tardó en engrasar Drammeh su muñeca. Todo lo contrario para un Baxi Ferrol que solo anotó seis puntos en el primer cuarto, y lo cerró con valoración negativa (-2), algo poco frecuente. Del empate a seis, al 17-6. Un parcial de 11-0 que eliminó a las gallegas de la pista. Claro que algún brote verde entre tanta sequía debía aparecer. Y fue Patricia Cabrera quien a golpe de triple hizo creer a las suyas hasta ponerse a tres puntos (19-16). El rebote era gallego, pero el juego compacto era local. Tocó apretar atrás, con las variaciones defensivas de Urieta, zonas press, defensa en zona 3-2, para hacer daño a las visitantes, frágiles por momentos en el poste bajo. Su mejor jugadora, la holandesa Grinsven, anotaba su primera canasta al filo del descanso. Buenas noticias para las vitorianas que mantenían a cierta distancia la amenaza ferrolana (27-21).

Un parcial 4-11 abrió un tercer cuarto de roles cambiados. Araski fallón, y Baxi Ferrol en sus mejores minutos, hasta poner un comprometido 31-32. Partido nuevo. Eso pensó Urieta, que encontró en el recurso de Paula Estebas como base la punta de lanza de las soluciones en pista. La riojana tiró de corazón y piernas para defender con todo. Suyo fue un robo por insistencia y una entrada a canasta para despegar definitivamente. Al rescate se unió la omnipresente Ariel Edwards, que siempre está cuando se le necesita.

Pero el grupo sumó más. Umi Diallo peleó ayer en el poste bajo y defendió como se le pedía. Laura Pardo volvió a ser fundamental en el orden del equipo. Roberson cuajó otra actuación notable en ambos lados de la pista. Van den Adel apretó dientes en labores más oscuras ante un día desafortunado de cara al aro. Una por una, a pesar del menor acierto de Izaskun García o los pocos minutos de Molinuevo. Todo sumó para ir amasando una victoria que acabó en lo más alto del partido. Con un parcial 11-3 se cerraba el tercer acto con casi todo encarrilado (42-35).

Final superlativo

La guinda llegó en un último cuarto superlativo, de esfuerzos compartidos, de acierto triple, de juego desinhibido. Todo mérito de este grupo de jugadoras dispuestas a sellar con convicción su presencia en la Liga Femenina. El parcial 26-18 del final fue un derroche ofensivo. La octava victoria en Mendizorroza (68-53) deja un margen de cierta calma para afrontar cuatro jornadas de máxima dificultad. Salamanca es el próximo destino. Pocas cosas se pueden decir del superlativo Perfumerías Avenida que viene de despedir a Lino López, recuperar a Miguel Ángel Ortega para el banquillo y fichar a golpe de talonario a una top mundial, la americana Jewell Loyd. Su sueldo vale casi el montante total del equipo del Araski.

Temas

Araski