Liga Femenina

Duelo de bases en Mendizorroza

Duelo de bases en Mendizorroza

Silvia Domínguez e Izaskun García son dos de las bases más en forma de la Liga Dia. La catalana es una referente de su equipo y de la selección española, la vizcaína es la líder de asistencias de la competición

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ
Silvia Domínguez «Estar en Perfumerías Avenida nos exige ganar y, además, hacerlo bien»
Silvia Domínguez en un partido con la selección española
Silvia Domínguez en un partido con la selección española / Agencias

Silvia Domínguez (Mongat, Barcelona, 1987) es una de las jugadoras más laureadas del baloncesto nacional y de la selección española. A pesar de sus escasos 1,68 centímetros ejemplifica todas las virtudes de una «base total», capaz de desequilibrar partidos. Es el espejo en el que se miran muchas niñas. Profesional del deporte y madre, confiesa que es «una etapa maravillosa de su vida».

-¿Afrontan un duelo de colíderes irreal?

Bueno, con la exigencia de la Euroliga entre semana, y sin apenas días para preparar los partidos, pero por supuesto que es real. Araski está ahí por méritos propios, porque ha ganado los cuatro partidos y se muestran con mucha confianza. Así que máximo respeto porque para ellas será un partido de máxima motivación por ganarnos como actual campeón de liga.

-¿Ya han asimilado que la Copa de la Reina será en Vitoria?

Bueno, Salamanca quería ser sede, pero son decisiones que se toman. Vitoria es una ciudad de baloncesto, y seguro que será un gran evento. Lo que tenemos que hacer es disfrutarla.

-Son el rival a batir siempre en la Liga Dia ¿una se acostumbra a ganar casi siempre?

Te acostumbras a ganar y también a que las rivales muestren sus mejores versiones contra ti. Es lo que nos ocurre a nosotras cuando nos enfrentamos en Euroliga a algún equipo ruso super potente y estamos ahí cerca en el marcador. Cada vez es más difícil ganar. Apenas hemos tenido 8 entrenamientos reales las 10 jugadoras. Tenemos mucho margen de mejora. Se nos exige ganar y hacerlo bien.

-Es una base referente para muchas jugadoras ¿qué destacaría de Izaskun García, la directora de juego de Araski?

Está a un gran nivel. Ya lo demostró la pasada temporada. Pero ha ganado mucha confianza en su juego. Es una jugadora que mete mucha presión, muy agresiva en su defensa, en ataque es mucho más peligrosa y seguro, con mucha confianza en sus acciones. Es una base real que lleva el peso del equipo. Sé que me lo va a poner difícil (risas).

-¿Cómo logrará superarla?

Buff. Será difícil. Es rápida de manos y de piernas. Tampoco voy a desvelar todas las claves, pero será una jugadora a vigilar.

-¿Araski practica una anarquía efectiva?

Bien practicada, puede ser positiva. Creo que en ese juego tiene mucho que ver su entrenadora Made Urieta. Ella sabe sacar lo mejor der las jugadoras que tiene. Desde que están en Liga Femenina, he seguido su trayectoria, y es capaz de dar toda esa confianza a sus jugadoras.

-¿Es una responsabilidad saber que muchas niñas quieren parecerse a Silvia Domínguez?

Quizás mi cara es más visible porque estoy en la selección y llevo muchos años. Pero es un orgullo que las nuevas generaciones te tomen como ejemplo.

-¿Cuénteme cómo compatibiliza su maternidad con ser profesional del baloncesto?

Cambias cosas y rutinas. He aprendido a cambiarlo. Hay días de locura, pero me he adaptado para que no influya en mi rendimiento deportivo. Pero a nivel, personal, es una etapa maravillosa de mi vida.

Izaskun García «Es posible ganar a Perfumerías. Pueden tener un mal día y nosotras uno excelente»

Izaskun García durante un entrenamiento en Mendizorroza
Izaskun García durante un entrenamiento en Mendizorroza / Igor Martín

Izaskun García (Muxika, 1992), está viviendo su mejor momento como jugadora de baloncesto liderando al Rpk Araski. Esta base pequeña de 1,69 centímetros combina potencia e inteligencia en pista. Admiradora de Silvia Domínguez, «la auténtica definición de base», sabe que tendrá una dura batalla este sábado ante la catalana. Con todas sus raíces en Gernika, tuvo que emigrar para sentirse de nuevo jugadora. Ahora es feliz y lo transmite a sus compañeras, siendo la líder de asistencias de esta liga con casi siete por encuentro. Liberada de las lesiones del pasado año, esta temporada ha decidido disfrutar del baloncesto.

-¿Este año estamos viendo su mejor versión?

Tengo mucha confianza. Físicamente me encuentro muy bien. Estoy como en casa, es mi familia. Esa tranquilidad que te da este club es lo que me ha permitido soltarme.

-Base bajita pero sin complejos…

En esta liga la falta de altura se paga también (risas). Pero en el puesto de base estamos unas cuantas bases pequeñas. Hay que echar mano de otros recursos, ante la falta de altura. Buscas otra manera de jugar, con ganchos, más técnica, buscar romper de manera más rápida. Me gusta esta manera de jugar.

-¿Es una liga de bases? Se lo pregunto por el duelo que mantendrá con Silvia Domínguez

Para mí Silvia sí que es la definición de base. Es pequeñita, medimos parecido. La veo jugar y es todo lo que define a una base: control de juego, asume toda la responsabilidad, sabe a quién dar el balón, es fuerte en defensa. Es la que rompe todo el juego, es capaz de tirar, controlar, jugar los bloques directos para sacar ventajas es ella. Tendré que emplearme en la defensa sobre ella e intentar anularla en el juego Siempre la he seguido y en el baloncesto español es referente para todas las bases.

-Dice Made Urieta que usted es su extensión en la pista ¿es una responsabilidad añadida?

La confianza que da Made es lo que ayuda a una jugadora a hacerlo bien. Por eso me siento tan a gusto en pista. Por lo que ella me da. Es todo lo que transmite desde el banquillo. Con una mirada, ya me lo dice todo. Ella no castiga el fallo. Pide que demos el cien por cien y trabajar en el día a día. Sólo así se consiguen los objetivos.

-¿De verdad cree que se le puede ganar a Perfumerías Avenida?

Por supuesto. Son humanas, pueden tener un mal día y nosotras uno excelente. Tenemos que quitarnos de la cabeza que es imposible ganarles porque no es real. Yo viví con Gernika la victoria en Maloste y te puedo asegurar que vi la parte más humana y terrenal de estas grandísimas jugadoras.

-¿Qué me dice de la Copa de la Reina en Vitoria?

Pues que es un puntazo. Queremos seguir con esta inercia positiva, merecer jugar esa Copa y ya cuando llegue el momento vivir la experiencia y competir hasta el máximo. ¡Será una pasada ver Mendizorroza! Espero que no nos pase factura y que podamos disputar la final.

-¿Se marchó de Gernika triste por no dar todo lo que tenía dentro?

Sí, claro. Ha sido el equipo de mi infancia, de mi vida. Fue duro porque no pude jugar lo que quise y dar lo mejor de mí. Pero tuve que tomar una decisión y para mí venir a Vitoria fue lo mejor. Ahora ese sentimiento lo he trasladado a Araski y es como si habría estado en esta cantera todos mis años anteriores. Ese sentimiento de identificación es lo que me hace sentirme feliz.

-Cuénteme cómo ve su vida después del baloncesto

Tengo 26 años. Me planteo disfrutar cada día y cada año lo máximo posible. Quiero jugar hasta que el cuerpo aguante, pero sí que es verdad que a partir de los 30 igual te planteas otras cosas. Me gustaría ser madre joven, aspirar a unas oposiciones de Educación infantil. Si encuentras un trabajo fijo, compatibilizarlo con el baloncesto es bastante difícil. Por eso, quiero vivir intensamente estos 4 años para llegar a lo máximo posible en mi carrera deportiva. Después, ya se verá.